Aún son mayoría las mujeres, con el 71.2% de hospitalizaciones en el país la anualidad anterior (Foto: SSa)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Redacción).- Si bien la anorexia y bulimia afectan en mayor medida a las mujeres adolescentes, en los últimos tiempos aumentan los casos de varones, pero también se registran en adultos mayores.

Se trata de dos trastornos alimentarios. La bulimia se caracteriza porque quienes la padecen se dan atracones de comida, para luego “compensarlos” con el vómito inducido o ejercicio físico excesivo, en un afán de no subir de peso. Suelen tener un peso normal o excedido ligeramente. Sus trastornos más comunes son gastrointestinales, metabólicos o cardiacos, lesiones en garganta y esófago, así como ansiedad.

De la anorexia, sienten temor a engordar; comen poco, pues se ven obesos, pese a presentar una complexión muy delgada. Aparte del ayuno, realizan actividad física fuerte para “controlar” su talla corporal.

En México, durante 2016 -con corte al 17 de diciembre-, se atendieron en hospitales públicos y particulares, a 2 mil 405 personas con ambos padecimientos, de los cuales el 28.8 por ciento corresponde a personas del sexo masculino, equivalente a 694. Sin embargo la cifra crecerá al faltar dos semanas de contabilizar. De esa manera, cerca de tres de cada 10 son varones. Las féminas, con el 71.2 por ciento.

Aunque con estadísticas a octubre último, casi la mitad, el 48 por ciento de los servicios médicos se dio en niños, adolescentes y jóvenes, entre 10 y 24 años de edad, de acuerdo al reporte de la Secretaría de Salud (SSa). Y los mayores de cinco décadas de vida representaron el 17 por ciento general.

Mientras en 2015 las hospitalizaciones a nivel nacional por tales causas ascendieron a 2 mil 363, donde 697 fueron hombres, el 29.5 por ciento de todas. Igual la tendencia en los de 10 a 24 años abarcó el 48.3 por ciento, aunque en los mayores de 50 años entonces concentraron el 15.7 por ciento, casi dos puntos porcentuales menos al año anterior; es decir, un aumento en dicho sector poblacional.

Para 2014 hubo mil 925 nuevos casos de las dos enfermedades, el 27.5 por ciento en los masculinos, con 531. De lo anterior se desprende que el número de pacientes hombres en territorio mexicano con anorexia y bulimia subieron 30.7 puntos porcentuales en los últimos dos años, aun con cifras parciales en 2016.

Atender estos males debe ser integral. Desde ver el aspecto para abordar la depresión y ansiedad asociados, al ámbito meramente médico, ya que en la anorexia, por ejemplo, se registra desnutrición, anemia, pérdida de la calcificación de los huesos, que de no ser tratada a tiempo puede provocar la muerte.

Lo recomendable es vigilar la conducta alimenticia de las personas, con los atracones de comida, el vómito inducido, el ejercicio excesivo, la pérdida alarmante de peso, su estado de ánimo, entre otros puntos.

Pero desde la niñez, los padres deben procurar la regulación de los horarios de la alimentación. “Al día se debe consumir entre cinco y seis alimentos, es decir, las tres comidas fuertes, más tres o cuatro colaciones y evitar lapsos prolongados sin la ingesta de alimentos, esto ayudará a que los menores tengan hábitos adecuados de alimentación”, explicó la especialista de la Clínica de Obesidad del Hospital General de México “Dr. Eduardo Liceaga”, Tania Villa.