El legislador recalcó que nadie puede ser obligado a constituir, asociarse o integrarse a un Grupo Parlamentario (Foto Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Legalmente no debe coartarse la libertad de los diputados para pertenecer a cualquiera de los Grupos Parlamentarios ya constituidos si así lo desean, pues esto coarta sus derechos políticos e implica una camisa de fuerza en el despliegue de sus capacidades legislativas, subrayó el diputado Antonio Soto Sánchez, integrante de Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática de la LXXIV Legislatura del Congreso del Estado.

El diputado presentó una iniciativa ante el Pleno Legislativo, para reformar la Ley Orgánica y de Procedimientos del Congreso del Estado, de manera que se suprima la prohibición prevista en el artículo 21 para los diputados puedan separarse de su Grupo Parlamentario y pasar a formar parte de otro ya constituido.

Recordó que el artículo noveno de la Constitución General de la República establece que no se podrá coartar el derecho de asociarse o reunirse pacíficamente con cualquier objeto lícito; pero solamente los ciudadanos de la República podrán hacerlo para tomar parte en los asuntos políticos del país.

“Dicho precepto constitucional debe prevalecer ante cualquier ley secundaria, que sea contraria u omisa a la Constitución, observando y atendiendo al Principio de Supremacía Constitucional, a todo diputado o diputada, se le debe garantizar su legítimo derecho de ejercer con plena libertad, su decisión, no solo de separarse del grupo parlamentario de origen, sino además de adherirse a cualquier otro grupo parlamentario al interior del Congreso del Estado”.

Antonio Soto Sánchez subrayó que el derecho de asociación, organización y funcionamiento deben ser democráticas, con pleno respeto al pluralismo, ya que nulos serían los pactos, disposiciones estatutarias, legales y acuerdos que desconozcan cualquiera de los aspectos del derecho fundamental de asociación.

“La libertad de asociación comporta la facultad del sujeto para ingresar y asociarse libremente, pero también supone la posibilidad de salir cuando lo considere oportuno; es decir, la libertad de asociación para ser tal, nunca debe convertirse en algo obligatorio, ni para efecto del ingreso, ni para efecto de la salida para asociarse”.

Es así como el legislador recalcó que nadie puede ser obligado a constituir, asociarse o integrarse a un Grupo Parlamentario, o a permanecer en su seno, ni a declarar su permanencia a un grupo legalmente constituido, respeto a la libertad personal de decisión.

Boletín/PO