Se pretende ahorrar 5.5 millones de pesos este año, indicó el alcalde (Foto: ACG)

Por: Héctor Jiménez/@Hectorjjmm

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Acompañado de su gabinete el presidente municipal de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar, informó las medidas de austeridad que había anunciado desde día atrás y que incluyen principalmente una reducción de 10 por ciento en el salario y 20 por ciento en aguinaldo de los servidores de alto mando.

Después de referirse como “grotesco” al aumento en el costo de la gasolina, el edil moreliano anunció el 10 por ciento de reducción al asalario y 20 por ciento al aguinaldo del alcalde, el síndico, los secretarios y homólogos; así como la eliminación de dotaciones de combustible, telefonía móvil y gastos para alimentación para los mismos funcionarios.

“Ya no habrá comidas financiadas por el erario público… presidente, sindico, secretarios y homólogos no contará con recursos especiales para el gasto de alimentos”, destacó en su discurso en el patio principal del Palacio Municipal.

Algunos temas que quedan pendientes son los de la renta de inmuebles y uso de automóviles. En ese sentido, el alcalde instruyó a sus funcionarios a desincorporar unidades que no tengan un uso real de beneficio para el municipio e identificar edificios que “representen un gasto oneroso” para buscar mejores alternativas.

Anteriormente ya había hablado de un 20 por ciento de reducción en gasto corriente este año y ahora precisó que las medidas recién anunciadas tendrán un impacto de 5.5 millones de pesos y que, sumada a las reducciones que ya se habían tomado el año anterior, significaría un ahorro de 8.9 millones de pesos.

Las reducciones anunciadas, detalló Martínez Alcázar, no impactarán en áreas clave como la seguridad, donde se requieren 10 millones de pesos para aumentar el número de policías y, afirmó, se logrará sin el aumento de impuestos. Aseguró que este anuncio no se trata de una simulación e invitó a los demás gobiernos de nivel municipal y estatal a ejecutar acciones similares.

En conferencia de prensa se detalló que los regidores tienen un tipo de contrato diferente y no tendrán una reducción de sus salarios. El tesorero municipal, Alberto Guzmán, agregó que la anunciada es una primera etapa que después será ampliada hacia los sindicatos y otras áreas.