Jesús Malverde,Chapo,juicio,
Su verdadero nombre era Jesús Juárez Mazo nacido en las Juntas de Mocorito en Sinaloa (Foto: juancarlosvillarruel.wordpress.com)

Por: Alina Espinoza

Estados Unidos (Rasainforma.com).- Desde que comenzó el juicio de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, se ha dicho que hay un cuarto pequeño en el que está Jesús Malverde, el santo de todos los narcos.

Dentro de un cuarto pequeños, sobre un armario de metal en la entrada de la sala donde se celebra el juicio, se encuentra Malverde, quien también era sinaloense como “El Chapo”.

Se desconoce cómo llegó a esta habitación, y apenas fue descubierto hoy por la prensa que acude al juicio contra el capo mexicano en la corte federal de Brooklyn.

Eduardo Balarezo, uno de los abogados de Guzmán Loera comentó que el santo está desde que comenzó la audiencia contra su cliente.

“Jesús Malverde apareció al inicio del juicio”, dijo el abogado al ser cuestionado si fue una petición de su cliente, a lo que se limitó a decir que fue un milagro que apareciera en ese lugar.

Se presume que Joaquín Guzmán dejó una nota en la capital del santo en Culiacán en el 2014, en el que decía “Gracias, patrón. Humildemente hoy te pido sólo Juárez y Tijuana. Por lo demás, infinitas gracias, JGL “El Chapo”.

En cuanto a la vida de Jesús Malverde, su leyenda surgió en la segunda mitad del siglo pasado, cuando incrementaba el narcotráfico en el país, especialmente en Sinaloa, el estado considerado la cuna de los capos de los carteles importantes de México.

Cada 3 de mayo, la Capilla de Malverde recibe a varios creyentes en este santo para pedirle o agradecer favores.

Su verdadero nombre era Jesús Juárez Mazo nacido en las Juntas de Mocorito en Sinaloa, y vivió en extrema pobreza con su familia. Ante esta situación, robaba a los ricos para darle a los pobres, así se podría decir que era un Robin Hood.

Juárez Mazo perdió la vida ahorcado y sus seguidores aseguran que, aunque haya muerto, aún sigue ayudando a los más necesitados.