(Foto Cortesía)

Tacámbaro, Michoacán (Boletín).- En el Gobierno de Michoacán se tiene el compromiso de fortalecer la figura de la Sindicatura en nuestro Estado, al ser los primeros órganos fiscalizadores de los municipios, con la finalidad de garantizar un quehacer institucional transparente y corresponsable con la ciudadanía.

Así lo manifestó el secretario técnico de la Secretaría de Contraloría del Poder Ejecutivo, Santiago Méndez Robledo, representante del gobernador Silvano Aureoles Conejo, durante el Primer Congreso de Síndicos Municipales de Michoacán, que se llevó a cabo en el municipio de Tacámbaro.

Con la participación del director de Fortalecimiento y Desarrollo Municipal de la Secretaría de Gobierno, Gustavo Arias Garduño, y de la síndica municipal del municipio sede, Eva María Barriga Reyes, se reconoció que las sindicaturas son el principal órgano fiscalizador a nivel municipal en la entidad y su labor fue punto de discusión durante este encuentro.

Durante el evento, que tuvo como recinto el auditorio de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de este municipio, los funcionarios estatales resaltaron que Michoacán tiene la convicción municipalista del gobernador Silvano Aureoles Conejo, cuya vocación es apoyar a las y los servidores públicos de los 113 ayuntamientos.

“La gran responsabilidad que tienen, no se debe ignorar; son los ojos de la sociedad y los garantes de que se estén haciendo bien las cosas. Son los personajes que van incidir en la vida municipal”, señaló Méndez Robledo.

Aunado a ello, el también portavoz del Órgano Estatal de Control, Francisco Huergo Maurín, afirmó que en la Administración Estatal se trabaja con base al eje de Finanzas Sanas, por medio de la revisión de cuentas, la transparencia y el combate a la corrupción, por lo que es necesario fortalecer desde los municipios el quehacer institucional que se lleva a cabo para cumplir con los objetivos planteados.

La reunión estuvo integrada por más de 40 síndicos, con quienes se trataron temas relacionados a las funciones de las sindicaturas, sobre qué es lo que se debe informar, cómo integrar observaciones; así como el seguimiento por parte de los ayuntamientos a sus respectivos informes trimestrales.

PO