(Foto Cortesía)

Morelia, Michoacán (Boletín).- Después de que la Cámara de Diputados aprobara las reformas constitucionales en materia de consulta popular y revocación de mandato, el legislador Alfredo Ramírez Bedolla afirmó que el país da un importante paso hacia una democracia participativa real.

Ramírez Bedolla señaló que ha habido mucha simulación en la transición de una democracia representativa a una participativa, ya que se han impuesto a los mecanismos de participación ciudadana requisitos muy difíciles de cumplir.

«Al contar el ciudadano con una herramienta que le permita decidir sobre la permanencia o remoción del presidente de la República, tendrá que haber por parte del funcionario público un desempeño más comprometido con las necesidades de la gente», subrayó.

Explicó que, de acuerdo con las reformas aprobadas, la consulta de revocación de mandato puede ser convocada por el propio presidente, por el 33 por ciento de los integrantes de las cámaras del Congreso de la Unión o por el 3% de los ciudadanos registrados en la Lista Nominal de Electores.

Disminuir el umbral de ciudadanos que debían participar para poder validar una consulta pública, y reducir el porcentaje de participación requerida para que el resultado sea vinculatorio, permite que la consulta popular sea un ejercicio más asequible para la gente, señaló Ramírez Bedolla.

El diputado resaltó que, desde el inicio de su gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha demostrado que la consulta ciudadana será una importante herramienta para orientar las acciones de gobierno, de ahí que las reformas constitucionales recién aprobadas sean importantes para que los ciudadanos también tengan una participación activa en la cuarta transformación.

PO