Congreso
El asunto fue votado en la sesión extraordinaria que se programó este lunes exclusivamente con ese propósito (Foto: Sayra Casillas)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).-Pese a la oposición de los ocho integrantes de la bancada panista, esta tarde aprobó el Congreso de Michoacán la reforma Constitucional en materia de Revocación de Mandato y Consulta Popular, en medio de una serie de confrontaciones y de reparto de culpas.

La minuta, que ya ha sido aprobada por los congresos de otras entidades del país, y se espera en breve alcanzará el aval de las 17 que se requieren para que pueda ser promulgada por el Ejecutivo federal para su entrada en vigor, tuvo la anuencia de los congresistas michoacanos emanados del PRI, Morena, PRD, PVEM, PT, y, la Representación Parlamentaria.

El asunto fue votado en la sesión extraordinaria que se programó este lunes exclusivamente con ese propósito. La discusión se prolongó por más de 30 minutos, y, no faltaron las alusiones personales entre legisladores, el reparto de culpas entre militantes de un partido hacia otro, e incluso afloró el debate sobre el asilo que otorgó México al ex presidente de Bolivia, Evo Morales.

Oscar Escobar Ledesma, integrante de la bancada del Partido Acción Nacional (PAN) y dirigente estatal del mismo órgano político, inició su intervención precisamente con una crítica al asilo que otorgó México, y ya solicitó Evo Morales, tras el golpe de estado que se dio en ese país.

“Recordemos que el poder absoluto corrompe y esta cortina de humo sobre la revocación del mandato intenta desviar la atención de los problemas que realmente aquejan a México, como la inseguridad que está incontrolable en nuestro país… no hay medicinas para el cáncer, no hay servicios de salud, no hay obra pública, no habrá crecimiento económico, porque estamos en una recesión”, dijo.

Luego, agregó: “hoy más que nunca México está en la antesala de esta dictadura, por eso hacemos un llamado a todos los ciudadanos y a todos los partidos políticos, a todos los sectores de la sociedad, sobre México, sobre esta nube que se llama dictadura y está poniendo el cielo gris, la dictadura que tan solo trae pobreza, desigualdad, miseria y hambre”.

El tono de la postura del congresista de la bancada albiazul no gustó al petista Baltazar Gaona García, quien no tardó en recordarle las “trampas” en las que incurrieron los llamados gobiernos neoliberales, con énfasis en que, si ya hubiera existido la figura de la Revocación de Mandato desde el periodo del priísta, Carlos Salinas de Gortari hacia adelante, ninguno de los que asumieron la Presidencia de la República habría terminado su mandato.

Dijo que es tiempo de apoyar a Andrés Manuel López Obrador y de que todas las fuerzas políticas se unan por una mejor patria, para luego entrar en una discusión directa con Oscar Escobar, quien insistió en llamar autoritario al actual titular del Ejecutivo federal, lo que encendió el ánimo de petistas y morenistas que desde sus curules lo increpaban.

A la misma dinámica entraron el morenista, Fermín Bernabé Bahena y el panista José Antonio Salas Valencia, quien consideró que una revocación de mandato podría detonar una crisis política, toda vez que no hay claridad sobre quien ocuparía la presidencia.

“Aquí no hemos podido elegir a un consejero del Poder Judicial por falta de palabra, imagínense elegir a un presidente de la República”, evidenció, para después ser increpado por Gaona García, del PT, con un rechazo a lo expuesto por el panista en el sentido de que se haya programado una sesión “a modo” para aplaudir al actual presidente de México como ocurría en la época del PRI.

“Déjeme decirle que no somos iguales. Esta es una sesión donde se está tratando un tema que le compete a todos los mexicanos y es un tema exageradamente importante. El diputado (Salas Valencia) nos faltó al respeto, a la inteligencia y al afanamiento de cada uno de nosotros”, le contestó, con la exigencia de una disculpa.

“Los que le deben una disculpa aquí en Pleno a un servidor como presidente (de la mesa directiva) en su momento, son tu padre y tú”, respondió Antonio Salas, al hacer alusión a la sesión celebrada en noviembre del año pasado, cuando los petistas, Baltazar Gaona García y Baltazar Gaona Sánchez (edil de Tarímbaro) lanzaron billetes a los parlamentarios, acusándolos de “corruptos”.

Debe legislarse con cuidado para no generar ingobernabilidad: PRD

Con una intervención centrada en el tema a discutir, el perredista, Antonio Soto Sánchez, frenó los ataques entre asambleístas.

Planteó que la Constitución no es un instrumento para que el gobierno controle al pueblo, sino un mecanismo para que el pueblo controle al gobierno.

Pormenorizó que la revocación de mandato o destitución popular es la facultad del cuerpo electoral para solicitar que se someta a consulta de los ciudadanos la expiración del mandato de un gobernante antes del término de su periodo.

“La revocación de mandato en tanto mecanismo de control del poder político, que implica que éste, si es mal utilizado, deba ser devuelto a quienes lo han conferido, sirve además para que las autoridades no olviden que son los ciudadanos ante quieres deben responder, y a cuyo servicio se encuentran”, expresó desde la tribuna.

Soto Sánchez puso de manifiesto que el referendo revocatorio se presenta como una posibilidad cierta y oportuna de los ciudadanos para manifestar su descontento ante los mandatarios que no han respondido ante las expectativas de los gobernados.

Alertó que, sin embargo, deben ser extremadamente cuidadosos al legislar sobre esta nueva figura, pues de lo contrario podrían provocar “graves problemas de gobernabilidad, al generarse incentivos perversos para la inestabilidad permanente o para despertar apetitos de permanencia indefinida en el poder por parte de individuos, partidos políticos o facciones”.

Por: Sayra Casillas/AV