Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Víctor Ruiz).- Con diez votos a favor y cuatro abstenciones, se aprobó en sesión extraordinaria de Cabildo el dictamen relativo al Proyecto del Centro Administrativo de Morelia, por lo que a partir de ahora se iniciará con el proceso de licitación pública del proyecto que pretende reubicar las oficinas administrativas del Ayuntamiento.

Sin embargo, en una prolongada sesión, no todos los regidores se mostraron a favor de esta propuesta, como fue el caso de Benjamín Farfán Reyes, quien expresó que de nueva cuenta se le hizo llegar de manera tardía la información del proyecto, por lo que expuso que un dictamen de esta magnitud no puede ser aprobado de un día para otro.

Ante esta manifestación, el regidor Fernando Rodríguez le respondió dándole a entender que el Partido Acción Nacional (PAN) le daba “línea” en sus comentarios que emitía en Cabildo.
Dicho comentario elevó la tensión, pues Farfán Reyes refutó que el partido blanquiazul le ordene que opinar, ya que aseveró que él lo único que hace es evidenciar la falta de transparencia de la administración municipal.

Por su parte, el regidor emanado del Partido del Trabajo (PT), Salvador Arbizu, pidió a sus compañeros no politizar los temas que se abordan en las sesiones de Cabildo, esto luego de recordar que cada uno de ellos trabaja para los morelianos y no para los partidos políticos.

A decir del regidor Osvaldo Ruiz Ramírez, perteneciente a la fracción del Partido de la Revolución Democrática (PRD), indicó que en este caso se debe valorar que la propuesta de Ciudad Administrativa beneficiará al Centro Histórico al desahogar el tránsito vehicular.

A su vez, el presidente municipal de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar, solicitó que se le tenga confianza en este proyecto que dijo, se trata de un compromiso que se tenía con la ciudadanía moreliana y que será en beneficio tanto de ellos como del propio Ayuntamiento.