No sólo podemos encontrar videos y fotografías espectaculares gracias a los vehículos aéreos no tripulados (VANT por sus siglas en español), hoy en día con ellos se puede supervisar obras, tomar muestras, mejorar la calidad del aire, la seguridad, transportar materiales, vigilar zonas fronterizas y hasta llevar una pizza a tu casa. En este momento te habrás dado cuenta que me refiero a lo que de manera más común conocemos como drones. Y sí, en Rusia e Israel los drones ya llevan pizza a domicilio.

El uso de drones comenzó como tecnología para uso militar. Al ser aeronaves no tripuladas, permiten no sólo vigilar al enemigo sino atacarlo. Afortunadamente su uso ha ido más allá del terreno militar y hoy en día sirven igual para un desfile de modas que para la agricultura.

En diferentes foros internacionales se ha planteado el compromiso que deben asumir los gobiernos, fabricantes y usuarios en el uso de drones ya que si bien pueden utilizarse de manera muy positiva, también pueden utilizarse para grabar o fotografiar a personas ó cosas de manera ilegal ó no ética, según la regulación de cada país. La insensibilidad sobre las consecuencias de las guerras, al mantenerse a distancia de los conflictos, entre otros temas que sigue en el debate internacional.

En el ámbito comercial es muy variada su utilidad, por ejemplo, dos usos que me llaman mucho la atención son; la supervisión y seguimiento de obras pública y la posibilidad de mejorar la seguridad. Ambos temas aquejan a nuestro estado. Por un lado inversiones en obras caras que muchas veces no llegamos a conocer ó que quedan mal hechas y por otro lado la falta de seguridad.

Utilizar drones para supervisar obra tiene muchas ventajas, la primera es el ahorro en traslados de vehículos, casetas y recurso humano, el dron puede además tomar fotografías y videos en tiempo real del avance y además puede llegar a obras en zonas de difícil acceso.

En el caso de la seguridad te permite vigilar con fotografía y video en distintas zonas de una ciudad, además de poder seguir en tiempo real a un delincuente, lo que vemos que normalmente hace un helicóptero pero el dron lo hace a mucho menor costo, de manera más efectiva y con menos riesgos.

Sin duda utilizar drones hoy en día facilita el quehacer del ser humano en muchos sentidos, sin embargo, el consumo de drones en nuestro país sigue siendo más para uso lúdico que como una herramienta de trabajo, pero seguramente esto irá cambiado por lo efectivo que resulta su uso en distintos ámbitos. Te invito a que me platiques, ¿qué otro uso le darías a un dron?