arzobispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos, Covid-19, Michoacán,
Monseñor agregó que, derivado de la pandemia, las parroquias reportaron pérdidas considerables de limosnas (Foto Facebook: Arquidiócesis de Morelia)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El arzobispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos, no descartó la posibilidad de suspender nuevamente fiestas patronales para evitar riesgos de contagio por Covid-19 en la población e incluso regresar a la celebración de misas a puerta cerrada si las autoridades sanitarias y de los gobiernos ubican a Michoacán con bandera roja.

Tras mencionar en rueda de prensa que la institución católica sigue con el acompañamiento y solidaridad a familias vulnerables, sector médico y personal que labora en servicios de bomberos, Protección Civil, entre otros; monseñor aseguró que se cumplirán con las disposiciones y normas sanitarias necesarias para proteger a la población.

“Siempre hemos estado abiertos al diálogo, hasta el momento no hemos sido convocados para platicar y se esperaría a hacerlo para poder tomar acuerdos con las autoridades porque las fiestas patronales que se han realizado han cumplido con todas las normas sanitarias”.

Recordó que en las iglesias se esfuerzan por atender las recomendaciones de prevención con una disminución de participantes de 50 por ciento, a lo que reiteró que si Michoacán cambia a  Michoacán  por riesgo de contagios “no se afectarían las actividades porque se permitiría el 25 por ciento de asistencia a las iglesias con las medidas sanitarias correspondientes”.

Monseñor agregó que, derivado de la pandemia, las parroquias reportaron pérdidas considerables de limosnas, siendo el ingreso de hasta 10 por ciento en algunos casos por lo que han recurrido a reservas de financiamiento de la Arquidiócesis de Morelia para apoyar a las iglesias con rezago además de la solidaridad que reciben de las que tienen mayores ingresos por limosna.

También se mencionó que ya comenzaron las visitas a pacientes con Covid del Hospital Civil de Morelia y próximamente en los hospitales de Tacámbaro, Lázaro Cárdenas, Apatzingán y Zamora donde se encuentran en capacitación ocho sacerdotes de las diócesis correspondientes a cada municipio.

Por: Aned Ayala/SJS