La titular de la Secretaría de Salud refirió que actualmente no hay ninguna obra en el aba sino, pues desde el inicio del gobierno estatal se arrancó con la rehabilitación de los centros de salud y hospitales (Foto Cortesía)

Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- La secretaria de Salud en Michoacán, Diana Carpio Ríos, negó que exista una falta de atención a los oficios entregados por los diputados locales para que informe sobre la situación que guarda este sector en el estado, al asegurar que está disponible en el teléfono celular.

Luego de que el diputado del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Osiel Equihua Equihua, aseguró en una entrevista que la funcionaria ha hecho caso omiso a los oficios que se le han entregado desde hace tres meses para que explique las supuestas irregularidades que existen en el sector y a su vez hacer propuestas, la titular de la Secretaría, respondió que ya se había reunido con los integrantes de la Comisión de Salud del Congreso Local a quienes les entregó el diagnóstico completo de los servicios de salud, pero aseguró tener disposición para volver a dialogar.

«A lo mejor el diputado tiene temas específicos que quiere saber y yo lo buscaré, pero atiendo a todos los que se comunican conmigo directo a mi celular. A la hora que me escriban los atiendo», insistió la funcionaria.

Carpio Ríos expresó que después de que los legisladores realizaron una revisión en 34 de 37 hospitales en Michoacán, se pidió que pudiera acudir a informar la situación de estas obras sin embargo, comentó que desde hace algunos meses entregó a los diputados un diagnóstico completo donde se detalla cada una de las obras y el estado en el que se encuentra Michoacán en materia de salud.

La titular de la Secretaría de Salud refirió que actualmente no hay ninguna obra en el abandono, pues desde el inicio del gobierno estatal se arrancó con la rehabilitación de los centros de salud y hospitales con un monto superior a los cuatro mil millones de pesos, por ejemplo, el caso del nosocomio en Pátzcuaro, informó que ya concluyó la construcción del inmueble, el cual fue uno de los abandonados por el anterior sexenio federal.

Así como el caso del hospital en Zacapu, una obra nueva que se construyó en el gobierno de Silvano Aureoles Conejo con poco más de 25 millones de pesos gestionados con el gobierno de la República, ya que sólo operaba Urgencias, por lo cual, se incorporaron las demás áreas médicas, así como la contratación de enfermeras, médicos generales y especialistas.

RMR