Profepa, Morelia, desechos
La empresa será sancionada económicamente de acuerdo con lo establecido en la ley (Foto: @Profepa)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en Michoacán clausuró un establecimiento dedicado al servicio de pensión y estacionamiento de vehículos automotores de carga ubicado en la ciudad de Morelia, en el que además se encontró un manejo inadecuado de más de 25 mil litros de residuos peligrosos.

En comunicado de prensas la dependencia informó que en una visita de inspección se detectó que almacenaba aceites lubricantes usados y materiales impregnados, depositados en un lugar sin las condiciones y características de seguridad previstas en la normatividad para evitar la transferencia de contaminantes al medio ambiente.

Por lo anterior, se inició el procedimiento administrativo en el que se impusieron medidas de seguridad consistentes en la clausura parcial temporal del área donde están los residuos peligrosos, así como el aseguramiento precautorio de los mismos en tanto se presenta una propuesta formal para retirarlos, vía empresas debidamente autorizadas por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

El aseguramiento de los residuos incluyó: 25 mil 720 litros de aceite lubricante usado, depositados en tambos metálicos y de plástico de 200 litros, contenedores de mil litros, cubetas de 20 litros, bidones de plástico de diversas capacidades y en una pipa de 10 mil litros. Además, cuatro metros cúbicos de materiales diversos impregnados con hidrocarburos, todos ellos dispuestos sobre suelo natural sin contar con elementos que eviten su transferencia al medio ambiente.

Los residuos peligrosos asegurados quedaron bajo resguardo del responsable administrativo del establecimiento, obligándose a conservarlos y responder por los daños que pudieran causar y evitar que sean destruidos, alterados o movidos, señalando que quien lo haga, incurrirá en las penas previstas y sancionadas por los artículos 382 y 383 del Código Penal Federal, hasta en tanto esta autoridad determine lo conducente.

En su momento, los residuos deberán ser trasladados y dispuestos de acuerdo con lo establecido en la Ley, haciéndolo saber previamente y por escrito a esta Procuraduría a fin de que las actividades sean supervisadas por personal de la Profepa.

Al final del procedimiento administrativo, y una vez evaluadas adecuadamente las irregularidades al cumplimiento de sus obligaciones ambientales, la empresa será sancionada económicamente de acuerdo con lo establecido en la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente y la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos.

Por: Redacción/R