Xitlali Ballesteros
El hallazgo del cuerpo de Xitlali se dio el viernes 2 de octubre (Foto: MiMorelia.com)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Por la noche del martes, cerca de las 23:30 horas, el Juez de control y enjuiciamiento del sistema de justicia penal acusatorio y oral, Félix Francisco Cortés Sánchez, concedió la ampliación del término constitucional por 114 horas para Estéphani «N» y Laura «N», presuntamente relacionadas con el homicidio de Xitlali Elizabeth Ballesteros, además les concedió prisión preventiva oficiosa a las implicadas.

La audiencia inicial se llevó mediante una videoconferencia en la sala siete de juicios orales del Poder Judicial el pasado martes, donde de manera presencial sólo se encontraba el abogado de las implicadas, el padre del menor -hijo de Xitlali y víctima indirecta- y representantes de los medios de comunicación.

Te puede interesar: Una de las detenidas por el asesinato de Xitlali es sobrina de su pareja: FGE

Durante el desahogo de pruebas para la configuración del delito por parte del Ministerio Público (MP), en representación de la Fiscalía General del Estado (FGE), expuso que la víctima salió de su casa ubicada en el fraccionamiento Montaña Monarca en la zona conocida como Altozano cerca de las 12:30 horas del 30 de septiembre con dirección a un café en Morelia.

De acuerdo a videos de cámaras de videovigilancia presentados como elementos de prueba por la FGE, que coincidían con la descripción de Xitlali, ella arribó al ya mencionado café cerca de las 13:00 horas y presuntamente se reunió con Estéphani «N» y Laura «N», donde una de ellas le entregaría un depósito por la renta de un inmueble, a nombre de la víctima en el municipio de Zinapécuaro.

Las tres mujeres posteriormente partieron del lugar en un vehículo de marca Mercedes Benz color blanco, con dirección al fraccionamiento Camelinas, lugar donde vive la madre de la actual pareja sentimental de Xitlali.

Misma que durante la entrevista ante el MP declaró haber salido de compras el día del crimen y posteriormente asistido a comer por lo que se ausentó de su domicilio de 10:00 a 22:00 horas.

Aunado a ello la FGE presentó como elemento prueba una «sábana«, -registro- de los teléfonos de la víctima y presuntas victimarias, mismo que la última señal del teléfono de Xitlali fue en la vivienda de su suegra.

En el registro de radiofrecuencia de los dispositivos móviles de las presuntas responsables marcaban que se realizó un recorrido de Michoacán al vecino estado de Guanajuato.

Para cerca de las 17:58 horas emitir radiofrecuencias en las inmediaciones municipio de Valle de Santiago, Guanajuato.

Por otra parte, en la entrevista ante la autoridad procuradora de justicia de la madre de Xitlali declaró que la familia de Alonso quien era su actual pareja no la querían, ya que presuntamente su familia política pensaban que ella sólo pudiera estar con él por interés económico.

Dentro de las pruebas se realizaron trabajos periciales en el vehículo Mercedes Benz mismo que fue localizado el 01 de octubre en el municipio de Cuitzeo en donde se localizaron rastros de sangre que tenían coincidencia genética con familiares de Xitlali por lo que se determinó correspondían a la víctima.

Dentro de las pesquisas la FGE aportó que en el inmueble de la madre de Alonso se encontraron muestras de sangre proyectada en piso, pared y un mueble.

Además en su testimonio, el hermano de Alonso dijo que a su arribo al domicilio en el fraccionamiento Camelinas apreció un fuerte olor a cloro y el limpiador que tradicionalmente usaban.

El MP indicó que durante la necropsia al cuerpo de la víctima arrojó que la muerte fue entre 14:00 a 16:00 horas y provocada por diversos golpes policontundentes, principalmente en cabeza, cuello y tórax, que se presume le provocaron la muerte.

Luego de presuntamente perpetrar el crimen, la víctima fue envuelta en tres sabanas y dos bolsas negras de plástico y abandonado su cuerpo en un camino de terracería de la comunidad de Joya de Álvarez, cerca de la carretera 43, Valle de Santiago-Uriangato.

Te puede interesar: Así hallaron el cuerpo de Xitlali en Guanajuato. 

Por lo anterior la FGE acusó a Estéphani «N» y Laura «N» de homicidio calificado de la enfermera Xitlali Ballesteros.

Durante el desahogo de las pruebas la FGE presentaría un testimonio de Laura en calidad de testigo, sin embargo el juez determinó que no fuera expuesto en ese momento ya que «comprometía el derecho a la no autoincriminación», ante la objeción de la defensa.

A su vez el abogado defensor de las implicadas solicitó la revisión de una serie de cámaras, por lo que se deja ver la posibilidad de argumentar que ellas se encontraban en otro lugar cuando se cometió el crimen.

Además solicitó la revisión de las diversas pruebas de la carpeta de investigación para realizar peritajes con la intención de comprobar su veracidad.

Durante la audiencia las implicadas, quienes se apreciaban a lo lejos en una pantalla y con el rostro cubierto por un cubrebocas, se reservaron su derecho a declarar.

Pasadas las 23:00 horas y luego del desahogo de pruebas por parte del MP, el juez cuestionó a las implicadas en qué momento deseaban obtener una sentencia, por lo que decidieron la ampliación del plazo constitucional, por ello se decretó un receso.

Ante dicha resolución permanecerán en el Cereso de «Mil cumbres» hasta que se cumpla dicho plazo el próximo domingo a las 10:00 horas que se reanudará la audiencia.

Por: Marco Santoyo/rmr