Se puede señalar que declinaron seis aspirantes inicialmente registrados y comparecieron diez (Foto: Cortesía)

Por: Sayra Casillas/@SayraCasillas2

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Al celebrarse la segunda ronda de comparecencias ante la comisión Inspectora de la Auditoría Superior de Michoacán (ASM) y otros legisladores interesados, aspirantes a la titularidad del máximo órgano de fiscalización evidenciaron opacidad y un rezago en la resolución de más de siete mil expedientes.

Este día no se presentaron Jandery Paulín Perrusquia, ni Melesio Gordillo Blanco, por lo que suman seis los aspirantes que ya se retiraron del proceso, y, continúan diez.

Tal como ayer, la exposición técnica de los proyectos de trabajo de los candidatos al cargo se llevó a cabo en el salón de Recepciones del Palacio Legislativo, donde estuvieron presentes los cinco miembros de la comisión Inspectora, y, como interesados los congresistas, Antonio Soto Sánchez, del Partido de la Revolución Democrática, y, Lucila Martínez Manríquez, del Partido Verde Ecologista de México.

El primer ponente Miguel Ángel Aguirre Avellaneda, quien fue uno de los mejor calificados en el examen de conocimientos, con 9.5, inició su presentación con una crítica a la opacidad que percibe en la plataforma de transparencia de la Auditoría Superior de Michoacán, donde –sostuvo-31 fracciones mandatadas por ley no se encuentran publicadas. Por ende, consideró urgente la actualización de la página.

En el mismo tenor, el delegado administrativo de la Secretaría de Finanzas en el gobierno estatal actual, consideró que no hay claridad sobre los recursos humanos de la Auditoría que cumplirán con la responsabilidad de llevar a cabo las 115 auditorías municipales y 21 auditorías al estado programadas respecto al ejercicio fiscal 2018.

Evidenció que no tienen operación las áreas de investigación y sustanciación de la ASM, lo que podría derivar en una nulidad lisa y llana ante los tribunales respecto a los procesos de fiscalización aplicados.

También, puso de manifiesto que en el organismo hay un rezago en la resolución de siete mil 200 expedientes, respecto a los cuales no hay claridad en cuanto a si ya prescribieron o caducaron.

Planteó necesaria la actualización de un código de ética, así como la capacitación a todos los trabajadores de la auditoría, principalmente a los directores y auditores especiales, para que se comprometan a capacitar al resto del personal.

Subrayó que, de ser nombrado auditor superior de Michoacán, de inmediato buscaría suscribir convenios con instituciones de nivel superior para que lleven a cabo los peritajes que se requieren en materia de obra pública, de esta manera, se evitarían las apreciaciones “a simple vista” y las “opiniones al tanteo”.

Finalmente, y a pregunta expresa, hizo hincapié en que los entes que no entregan la cuenta pública, entre los que señaló al Congreso y la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), rompen la armonización contable, por lo que desde su punto de vista es urgente alinear el marco jurídico en materia de fiscalización y tipificar “grave” esa falta.

El actual magistrado presidente del Tribunal Electoral del Estado de Michoacán (TEEM), Omero Valdovinos Mercado, planteó necesario capacitar a los ayuntamientos sobre cómo hacer que se transparenten los recursos que aplican de manera directa las comunidades indígenas; y, abrir los procesos de auditoria para la consulta pública ciudadana.

La ex contralora estatal, Silvia Estrada Esquivel, manifestó a los diputados que independientemente de las “aristas” (descalificaciones) que ha tenido el proceso de selección, es una mujer de retos, de compromisos y cree en las instituciones, por lo que decidió continuar en el mismo.

Durante su exposición, la perredista puso de manifiesto que las cuentas públicas de 77 de los 113 municipios del estado no han sido objeto de revisión desde el 2015 a la fecha, en tanto que los ayuntamientos más fiscalizados son Morelia, Uruapan, Lázaro Cárdenas, Zitácuaro, Hidalgo, Tacámbaro y Turicato.

En alusión al rezago que tiene el órgano, Estrada Esquivel consideró necesaria la revisión de expedientes urgentes o prioritarios para evitar la prescripción de los mismos; y, por otro lado, habló de implementar auditorías de evaluación al desempeño del personal e impulsar de manera permanente una cultura de prevención y acompañamiento responsable, más allá de tener “la espada desenvainada” contra los entes fiscalizables.

Al ser cuestionada directamente sobre su relación cercana con el titular del Ejecutivo estatal, Silvano Aureoles Conejo, y cómo incidiría esto en su desempeño al frente de la ASM, Silvia Estrada contestó que nadie está por encima de la ley, y, en las responsabilidades públicas que ha ejercido ha sido “equilibrada e imparcial”, sin decisiones “burdas”.

Comprometió una actuación ética y apegada a principios, más allá de sus relaciones por los cargos laborales que tuvo en el pasado.

La panista Fátima Celeste Díaz Fernández, ex coordinadora estatal en la campaña de Ricardo Anaya, propuso incentivos por buen desempeño laboral y bonos de productividad, pese a las políticas de austeridad que apuntan a la reducción de personal. Esto, remarcó, para evitar los sobornos hacia el personal.

Agregó, establecer una calificación a las cuentas públicas e incorporar un programa de testigo protegido, en coordinación con las Fiscalías Estatal Anticorrupción y General del Estado, para quienes denuncien casos graves de corrupción.

Entre las problemáticas detectadas al interior de la ASM, presumió corrupción, capacitación insuficiente al personal, exceso de carga laboral y falta de colaboración de los entes sujetos de fiscalización para otorgar la información requerida.

Por último, Héctor Acosta Rosales, actual director de Auditoría Estatal y el único que obtuvo 10 en el examen de conocimientos, identificó que si continúa la ASM trabajando en la misma dinámica no generará cambios.

Coincidió con Silvia Estrada en un esquema de trabajo preventivo más que sancionador y en la necesidad de revisar los expedientes en rezago antes de que arriben a su periodo de prescripción.

Una vez transcurridas ya las dos rondas de comparencias, se puede señalar que declinaron seis aspirantes inicialmente registrados y comparecieron diez.

Declinaron

Ramiro Nepita Chávez
Moisés Pardo Rodríguez
Albertina Cruz Lucatero
Carlos Villar Valenzuela
Jandery Paulín Perrusquia
Melesio Gordillo Blanco

Comparecieron:

Diego Romeo Chávez Hernández
Elías Acosta García
José Antonio Becerril Flores
José Manuel Vázquez Ávila
Israel Guzmán Negrete
Miguel Ángel Aguirre Avellaneda
Omero Valdovinos Mercado
Silvia Estrada Esquivel
Fátima Celeste Díaz Fernández
Héctor Acosta Rosales

RMR