Sindicalizados han aprovechado su relación con el STASPE para denostar al edil moreliano, señala (Foto: Raul Morón Orozco)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Redacción).- A través de diversos grupos de WhatsApp se han difundido videos y mensajes para atacar al presidente municipal de Morelia, Raúl Morón Orozco.

Y es que, pese al llamado al diálogo por parte de autoridades municipales por la toma que mantiene el Sindicato Demócrata de Empleados Municipales de Morelia (Sideem), los sindicalizados han aprovechado su relación con el Sindicato de Trabajadores al Servicio del Poder Ejecutivo (STASPE) para denostar al edil moreliano.

“En defensa de lo indefendible, por toda la estela de corrupción que prevalece en el pasado mediato en la relación de complicidad que estableció el gobierno municipal del trienio anterior y una fracción sindical que hoy no goza de privilegios por encima de la ley, ahora la burocracia estatal se suma a la guerra sucia en contra del alcalde de Morelia, Raúl Morón Orozco, señala el periodista Jorge Hidalgo.

Te puede interesar: Ayuntamiento está abierto al diálogo con el SIDEMM 

A través de un post en su cuenta de Facebook el comunicador afirma que el dirigente del Sidemm no está conforme con que se “se le descubran las triquiñuelas que le permitieron llevar a la nómina a su misma esposa y darle base sindical sin haber hecho el menor mérito escalafonario y mucho menos haber formado parte de los trabajadores ‘meritorios’ ahora el impresentable dirigente busca cobijo en sus ‘mayores’”.

«Dicho video usa imágenes grabadas de una marcha sindical en donde se utiliza un audio del alcalde para sobreponerlo, con el objetivo de atacar alterando contenidos» denunció el comunicador.

Aquí el mensaje completo de Hidalgo Lugo:

En defensa de lo indefendible, por toda la estela de corrupción que prevalece en el pasado mediato en la relación de complicidad que estableció el gobierno municipal del trienio anterior y una fracción sindical que hoy no goza de privilegios por encima de la ley, ahora la burocracia estatal se suma a la guerra sucia en contra del alcalde de Morelia, Raúl Morón Orozco.
Por el hecho de no estar conforme con que se le descubran las triquiñuelas que le permitieron llevar a la nómina a su misma esposa y darle base sindical sin haber hecho el menor mérito escalafonario y mucho menos haber formado parte de los trabajadores “meritorios”, ahora el impresentable dirigente busca cobijo en sus “mayores”, siendo el Sindicato de Trabajadores al Servicio del Poder Ejecutivo (STASPE) que encabeza Antonio Ferreyra Piñón, el que ha caído en la trampa y desata a la jauría inundando las redes sociales de ataques al edil.
De esta forma y por presuntas órdenes de su líder -quien se ha perpetuado en el poder pese haber prometido cumplir únicamente con un periodo estatutario y reformar los estatutos para que nunca más se anquilosaran en el poder los que le sucedieran en la secretaría general-, la jauría desatada solicita a los agremiados a compartir un video editado para denostar a Morón Orozco.
Cabe precisar que dicho video utiliza imágenes grabadas de una marcha sindical en donde se utiliza un audio del alcalde para sobreponerlo, con el objetivo de atacar alterando contenidos.
El video inicia con el siguiente mensaje: “Soberbio, presidente Municipal, aquí te vamos a recordar cuando tomabas oficinas y calles por el sindicato de maestros”.
Dicho video fue distribuido en chats de grupos sindicales adheridos al Sindicato de Trabajadores al Servicio del Poder Ejecutivo, como se muestra en las gráficas de apoyo.
Lo fundamental en todo esto es conocer, ¿qué temor tiene el STASPE y su dirigente ante un eventual crecimiento de Raúl Morón Orozco dentro del escenario político?, ¿por qué se mete en un tema donde su “ahijado” tiene la obligación de aclarar el origen del multimillonario patrimonio personal que ha podido acumular en los últimos cuatros años, que no se obtiene con un salario de 37 mil pesos al mes como figura en la nómina del Ayuntamiento de Morelia?
Defender lo indefendible le saldrá caro a quien considera que un “respaldo gremial” pueda llegar a esos niveles en las condiciones políticas actuales.

ZM