“No sabemos si también vayan a aportar recursos, ahorita lo que nos están pidiendo es que podamos hacerlo más amplio" (Foto: Sayra Casillas)

Por: Sayra Casillas/@SayraCasillas2

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- La apertura de un Centro de Escucha en el estado de Hidalgo para las víctimas de la tragedia por la explosión de un ducto en Tlahuelilpan, con saldo hasta el momento de 125 muertos, sería punta de lanza para la implementación de una red nacional de espacios de apoyo a víctimas de la violencia, en la que se involucren asociaciones religiosas, instancias de la sociedad civil y el gobierno federal.

Así lo explicó este domingo el vicepresidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Carlos Garfias Merlos, quien indicó que el Centro de Escucha para atender a personas lesionadas y familiares de quienes perdieron la vida en esa explosión lo coordina la Diócesis de Tula, con la Comisión Episcopal de Pastoral Social y la Dimensión de Justicia para la Reconciliación de la iglesia católica.

En la conferencia de prensa que brindó en un espacio aledaño a la Catedral, el también arzobispo de Morelia manifestó que a partir de ese centro se plantea la implementación de un modelo para atender a las víctimas de la violencia en el país, sobre todo ante circunstancias emergentes.

Pormenorizó que para ello, está en pláticas con la directiva de la oficina de Asuntos Religiosos dependiente de la Secretaría de Gobernación federal, y la intención es que los Centros de Escucha no estén orientados específicamente para los católicos sino para los ciudadanos profesen o no alguna religión.

Por tal motivo, añadió, se involucrará la participación de otras asociaciones religiosas y a través del gobierno de la República se formalizará la vinculación con instituciones y organizaciones de la sociedad civil.

“No sabemos si también vayan a aportar recursos, ahorita lo que nos están pidiendo es que podamos hacerlo más amplio, con personas de otras religiones, con otras organizaciones e instituciones en este tema que tanto ha ido insistiendo el gobierno federal de buscar el bienestar, pero a partir de hacer el compromiso de la atención a las víctimas”, remarcó.

Actualmente, la Arquidiócesis de Morelia tiene habilitados 13 Centros de Escucha para las víctimas de la violencia. Carlos Garfias estimó que en el transcurso del próximo trimestre del año, la cifra podría incrementarse a 20.

Se fortalecería Refugió Santa Fe

En el mismo tenor, el arzobispo planteó que por medio de la coordinación con el gobierno federal podría fortalecerse, además, el Refugio Santa Fe, que actualmente está a cargo de la Arquidiócesis y atiende a un promedio de 50 mujeres en situación de violencia extrema.

Adelantó que con el propósito de arrancar un programa de auto ayuda para mujeres víctimas de la violencia, actualmente se desarrolla un proceso de capacitación a quienes coordinarán los grupos.

CA