El lote alterado tiene caducidad del 31 de octubre de 2018 (Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (Boletín).- La Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), a través de la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris), alertó a la población sobre la falsificación del producto Parches Evra®, que sirve como anticonceptivo en mujeres de edad fértil de entre los 18 a los 45 años de edad y que ya fue detectado como adulterado, exclusivamente en el lote FKZTJ00 con caducidad del 31 octubre del 2018.

La autoridad sanitaria hizo un llamado a la población para que reporte este producto en caso de encontrarlo, además de que la empresa Janssen Cilag, SA de CV ya presentó la denuncia sanitaria correspondiente ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) sobre la falsificación del producto, que incluye la evidencia de las diferencias entre el producto original y el producto falsificado.

El producto original presenta en su caja colores degradados y el falsificado colores pixelados. El lote fabricado por Janssen Cilag, SA de CV ostenta la fecha de caducidad “31OCT2017”, a diferencia del falsificado, que aparece como “31OCT2018”.

El producto original también cuenta con bordes redondeados en los parches y no tienen leyendas impresas, a diferencia del adulterado, que es de forma cuadrangular y con leyendas impresas que dicen “NCQ21”.

Es por ello que las autoridades de salud recomiendan a la población para que no adquiera ni use el producto falsificado, ya que puede generar un riesgo a la salud debido a que se desconoce la seguridad y eficacia.

En caso de haber adquirido o usado el parche anticonceptivo irregular, favor de notificar a la Cofepris al teléfono 018000335050; en tanto, la SSM a través de la Coepris, ya giró instrucción en sus ocho Jurisdicciones Sanitarias para que realicen la búsqueda intencionada de este producto y de encontrarlo lo aseguren.

Las autoridades continuarán las acciones de vigilancia para evitar la venta de productos que puedan representar un riesgo a la población, a través de medidas de seguridad a los establecimientos que los distribuyan o comercialicen, con el aseguramiento de los productos ilegales así como con la imposición de las sanciones administrativas que resulten procedentes, las cuales pueden ser superiores al millón de pesos por infringir la regulación sanitaria vigente.

Adicionalmente, las empresas de paquetería y mensajería con servicios internacionales deberán abstenerse de distribuir estos productos, ya que en todos los casos requieren de un permiso previo de importación emitido por la Cofepris, por lo que podrán hacerse acreedoras a sanciones administrativas por montos similares.

(Foto: Cortesía)

jcms