Grito homofóbico
El sonido local anunció que no debía repetirse más dicho grito o podría haber una sanción mayor (Foto: captura de pantalla)

Ciudad de México (MiMorelia.com).- Durante más de 90 minutos en el encuentro entre Atlas y Necaxa, la afición que se encontraba en el Estadio Jalisco logró comportarse a tal grado de que el grito que ha prohibido la Federación Mexicana de Fútbol en conjunto con la Liga MX no se escuchó.

Sin embargo, tras la derrota por parte de los seguidores de Atlas los llevó a la desesperación a tal grado de gritar el famoso grito de «Ehh Puto» casi al final del partido donde el guardameta de Necaxa, Hugo González realizaba un despeje. Al minuto 93 del partido, el silbante Fernando Guerrero procedió de acuerdo al nuevo protocolo de la Liga MX y detuvo el partido por unos segundos.

De acuerdo a la información de Publimetro, tras esta acción por parte del árbitro, el sonido local anunció que no debía repetirse más dicho grito o podría haber una sanción mayor en contra del club rojinegro.

No obstante, Fernando Guerrero reanudó el encuentro e instantes después lo finalizó, es de señalar que con esta jornada es la primera vez que se suspende un encuentro por grito homofóbico de acuerdo al nuevo reglamento en contra de este tipo de acciones discriminatorias del futbol mexicano.

Por: Redacción/AV