Ana Lilia Guillén, INSABI
Diputadas de Morena, responsabilizan al gobernador de la mala atención en los hospitales por no firmar convenio del INSABI (Foto: Guadalupe Martínez)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Diputadas federales del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) de Michoacán, acusaron que las autoridades estatales por «cuestiones políticas» no han firmado el convenio de adhesión al Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) con un retraso de 18 días en el que los michoacanos no reciben el servicio adecuadamente, por ello, dijeron que ya se han presentado fallecimientos en pacientes menores de edad.

La diputada morenista, Ana Lilia Guillén Quiroz, informó que hasta el momento no se ha firmado algún convenio para afiliarse a este Instituto, es que el Estado deja de percibir la partida presupuestal por un monto de dos mil 869 millones 530 mil pesos, los cuales son aprobados por el gobierno federal a fin de que se compre medicamento, se contrate personal médico y enfermeras, así como el garantizar el servicio en todos los hospitales y clínicas.

En rueda de prensa, la legisladora hizo un llamado a las autoridades competentes para que se firme el convenio en estos días y no se siga perjudicando a los michoacanos que se han acercado a las clínicas y hospitales para recibir la atención, sin embargo, el personal no ofrece el servicio porque no cuenta con los recursos económicos necesarios.

Aseguró que los diputados federales de Morena han recibido una cantidad importante -qué no especificó- de personas que no recibieron el servicio, incluso, algunos niños fallecieron por la complicación de su enfermedad. «Tenemos todo documentado, pero no podemos dar a conocer los nombres de las personas afectadas, pero sí hay mucha gente que se encuentra en condiciones muy complicadas a causa de que en gobernador no ha querido firmar el convenio», evidenció.

Sobre el particular, la diputada responsabilizó a las autoridades estatales, así como el de Salud de que en los hospitales no haya insumos suficientes, equipos médicos y ni siquiera guantes para atender a la población de Michoacán. También, pidió a los funcionarios de la presente administración no culpar al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador sobre la desaparición del Seguro Popular a lo que hoy es el INSABI, pues el problema de la mala atención, consideró la legisladora, es porque desde hace 18 días el Estado no se ha adherido a este Instituto para que reciban la partida presupuestal asignada por el gobierno federal.

Indicó, que no se debe «politizar» el tema, pues lo único que se pretende hacer es por parte de López Obrador es que todos los ciudadanos reciban el servicio médico sean o no derechohabientes.

Por su parte, la diputada por Morena, María Chávez Pérez, exhortó a la Secretaría de Salud en Michoacán (SSM) para que atienda el servicio a los michoacanos, pues a su juicio, con la enfermedad no se puede «lucrar» porque existen argumentos políticos que impiden la firma del convenio, dijo.

«Las enfermeras están desesperadas y los medios también, porque no pueden otorgar el servicio como se quisiera. Lamentablemente, la gente desconoce que se pueden hacer las denuncias con los legisladores de Morena, por eso, los invitamos a que se acerquen para poder apoyarlos», subrayó.

Los estados que ya se sumaron al convenio, según el director del INSABI, Juan Antonio Ferrer, son: Tabasco, Yucatán, Ciudad de México, Baja California, Oaxaca, Puebla, Chiapas, Veracruz, Colima, Hidalgo, Quintana Roo y San Luis Potosí.

En días pasados, la secretaria de Salud en Michoacán, Diana Carpio Ríos, informó en rueda de prensa, que Michoacán no tiene la capacidad instalada para ofrecer los servicios de manera gratuita y progresiva como lo indica el Instituto, ya que se tendrá que atender a 3.1 millones de michoacanos con un recurso de dos mil 700 millones de pesos, lo que era destinado cuando operaba el Seguro Popular para atender a 2.3 millones de personas, así lo evidenció la titular de Salud, Diana Carpio Ríos.

En este tema, también informó que se despedirán a 250 trabajadores administrativos que laboraban en el extinto Seguro Popular debido a que no se cuentan con recursos suficientes para su contratación. Sobre este tema, dirigente del Sindicato Único de Trabajadores de Organismos Públicos Descentralizados de los Servicios de Salud en Michoacán (SUTOPDSSM), Javier Maldonado Torres, indicó que se busca impedir el despido de estos trabajadores, y por ello, como gremio ya buscaron una audiencia a nivel federal para ser atendidos.

La funcionaria, fue enfática en que se harán todos los esfuerzos necesarios para no dejar a ninguna persona sin el servicio de salud, lo cual, no se hubiera podido hacer sin todas las acciones de saneamiento en el sector desde el pago a proveedores y trabajadores hasta la mejora en los hospitales.

Por: Guadalupe Martínez/AV