comuneros, Comachuén
Responsabilizaron a Pavel Guzmán, líder del llamado Consejo Supremo Indígena, de "dividir" a poblaciones indígenas (Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Autoridades civiles y comunales de la localidad indígena de Comachuén se deslindaron de sucesos violentos ocurridos la noche del pasado 14 de enero en la cabecera de Nahuatzen, en los que resultó herido un elemento de la Policía Municipal.

A través de Martín Vargas Nicolás y Salvador Sebastián Santiago, como portavoces, responsabilizaron del suceso a Pavel Guzmán, líder del llamado Consejo Supremo Indígena, a quien pidieron deje de «dividir» a poblaciones indígenas de la entidad.

Al admitir que el problema de fondo es la disputa por la administración y ejercicio directo de los recursos que corresponden a la comunidad, Martín Vargas hizo un llamado a los gobiernos estatal y federal para que instalen una mesa de diálogo y los grupos en pugna puedan tomar acuerdos por la vía pacífica.

En lo que respecta a ellos, como autoridades civiles y comunales, se pronunciaron dispuestos a acatar el mandato del Tribunal Electoral del Estado y someter su permanencia en el cargo a consulta de la población, en asamblea comunal organizada por el Instituto Electoral de Michoacán (IEM).

Por: Sayra Casillas/R