educación especial,Michoacán,avances,
Señaló que ha habido avances importantes en los planes de estudio y la inclusión de los niños y jóvenes con necesidades especiales (Foto: Andrea Hernández)

Por: Andrea Hernández/@andy_hermar

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Con más 30 años de experiencia en la práctica y promoción de la educación inclusiva, la actual directora del Centro de Atención Múltiple (CAM) Luz Alou de Torres Manzo, Ernestina López Pimentel aseveró que existe un gran avance en el reconocimiento y atención a los niños y jóvenes con necesidades especiales de aprendizaje.

En el marco del Día Estatal contra la Discriminación, platicó con este medio que ella misma ha sido testigo en el aula de la evolución que los programas de estudio han enfrentado ante la consolidación de una conciencia social que reconoce y atiende las necesidades especiales no solo en el acceso a la educación sino en general en la vida cotidiana.

«Regularmente cuando se habla de barreras para el aprendizaje y la participación social como que lo queda muy claro y se ha optado pro hablar de necesidades educativas especiales que van desde educación inicial, es decir a partir de los 40 días de nacidos hasta el prescolar, primaria y secundaria», mencionó.

Señaló que ha habido avances importantes en los planes de estudio y la inclusión de los niños y jóvenes con necesidades especiales, más aún porque los campos de estudio para la formación de docentes en educación especial son más y de mejor calidad.

(Foto: Andrea Hernández)

«Con el paso de los tiempos y llegando al 2018 sí hay cambio en como nos mira y nos aceptan, si hay gente insensible que por ejemplo no entienden que los niños caminan más lento o con dificultad, pero en general si hay avances. Pienso que se la ha dado una mate importancia también a la formación de docentes con diplomados e incluso una maestría en la materia», declaró.

Y es que platicó que por los años 80 cuando ella inició su carrera docente «nuestros niños eran atendidos con un programa paralelo, había un programa especial para las escuelas especiales y los regulares estaban aparte. A partir de un programa que se fue gestando con muchos desacuerdos se habló de integración educativa pero hubo mucha resistencia y es por ello que el avance no es muy notorio, pero importante», dijo.

Aunque hoy se encuentra al frente de un centro que atiende más de 210 niños en dos turnos de actividades, afirmó que su experiencia en el aula le permitió conocer los diferentes programas de estudio y saber que en la actualidad hay avances que son significativos en la formación de los niños y jóvenes que requieren una atención más profunda en su proceso de aprendizaje.

«Que no sea utilizada la inclusión para que, por ser personas con necesidades especiales, nos den más. queremos sólo que nos den y nos traten como a los demás», finalizó.

ZM