Secretarios aseveraron que entregar de golpe la prestación de Cuenta y Orden generaría un gasto de 54 millones de pesos al año (Foto: Cristian Ruiz)

Por: Cristian Ruiz/@crisruizr1

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Debido a que el Sindicato Democrático de Empleados Municipales de Morelia (SIDEMM) inició una toma ilegal de oficinas municipales y no ser claros en cuanto a la entrega de prestaciones por el concepto de Cuenta y Orden, el Ayuntamiento de Morelia no va a ceder a sus caprichos puesto que esto pondría en serios aprietos las finanzas del municipio, declaró el secretario de Administración del gobierno local, Gabriel Prado Fernández.

En rueda de prensa, el funcionario expuso que la toma que tiene el sindicato es ilegal y sólo afecta al Ayuntamiento, puesto que el líder del Sidemm, Ernesto Santamaría Reyes, sabe perfectamente que el proceso de entrega de prestaciones pendientes se iba a realizar a través de una revisión de los salarios no sólo de sus agremiados, sino de todos los trabajadores para homologar sus ingresos.

Señaló que el Sidemm aprovechó la buena relación que tuvo con la anterior administración de Morelia, encabezada por Alfonso Martínez Alcázar, para aprobar de último momento la entrega de la prestación por Cuenta y Orden a sus más de 700 agremiados, sin tomar en cuenta que esto generaría un gasto superior a los 54 millones de pesos al año.

Agregó que el número de afiliados del Sidemm creció de manera exponencial durante los últimos años, al pasar de 180 personas en 2015 a 745 al cierre de 2018, muchas de las nuevas bases entregadas al cierre de la administración pasada y donde muchos espacios correspondieron a exdirectores y jefes de departamento.

En ese sentido, expuso que dentro del Sidemm hay personas que ganan hasta 30 mil pesos al mes, contando su salario base, prestaciones exclusivas y bonos, lo que supera los ingresos mensuales que un director.

De total de los 5 mil 200 trabajadores que tiene el Ayuntamiento, Gabriel Prado aseguró que detectaron que existe un sobrecupo de personal administrativo afiliado al Sidemm, generando en algunos casos exceso de personal en diversos departamentos o se encuentran en dependencias estratégicas como la Secretaría de Administración.

Sobre el proceso de homologación de los salarios, el secretario de Administración aseguró que se toma en cuenta la antigüedad, funciones e ingresos para recompensar a quienes día a día cumplen sus jornadas de trabajo.

En tanto, Humberto Arróniz Reyes, secretario del Ayuntamiento, negó que el no ceder a las peticiones del sindicato signifique una violación al Contrato Colectivo de Trabajo como aseguró Ernesto Santamaría.

Asimismo, dijo que no tienen preferencia hacia alguna de las agrupaciones laborales que hay dentro del gobierno local.

Recalcó que se hará la homologación con base en la equidad y que el entregar prestaciones o retirar prestaciones no es un proceso que se pueda hacer a la brevedad posible y eso se le había informado a líder de Sidemm en más de una ocasión.

No descartó que las tomas que todavía mantienen los trabajadores se deban a fines políticos, debido a la forma como han realizado sus acciones de protesta y toma.

“No sabemos si las acciones del Sidemm corresponden a una lucha legítima por los intereses de sus trabajadores o a un acto de sabotaje motivado por intereses políticos, de los cuales se infiere su orientación al recordar las alianzas anteriores que tuviera el gremio”, expresó Arróniz Reyes.

Por último, el secretario del Ayuntamiento dijo que las autoridades están en la apertura de tener un diálogo con el Sidemm, pero no puede tomar decisiones que afecten las finanzas del municipio.

R

R