Intensas jornadas en apenas 10 días, logran la limpieza total de los grafitis (Foto: Fátima Miranda)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Personal de la Coordinación del Centro Histórico de Morelia y voluntarios concluyeron la limpieza del grafiti y las pintas colocadas el pasado 9 de marzo durante la marcha por el Día Internacional de la Mujer, en 82 de los 253 arcos del Acueducto de Morelia.

La titular de dicha dependencia municipal, Gauri Ivette García Medina, explicó que la labor fue iniciada el pasado 3 de junio con supervisión de especialistas del Centro del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Michoacán.

grafitis, Acueducto, monumentos, Morelia,
(Foto: Fátima Miranda)

“Tengo un equipazo”, expuso la funcionaria al resaltar las intensas jornadas que han realizado en apenas 10 días, tiempo récord para la conclusión pues estimaban realizarlo en un mes.

(Foto: Fátima Miranda)
El monumento histórico fue construido por iniciativa del Obispo Fray Antonio de San Miguel en 1785 con un estilo barroco, está conformado con una altura de casi 8 metros en su parte más alta y mide mil 700 metros lineales.

Su objetivo fue proveer de agua potable a la población y dar empleo a los indígenas, funcionó hasta 1910.

acueducto morelia
(Foto: Turismo Morelia MX)

De acuerdo al artículo denominado “El patrimonio Cultural Edificado de Morelia (…), más que un Centro Histórico, de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, elaborado por Mónica Sánchez Gil, la declaratoria como “Patrimonio Cultural de la Humanidad” por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en 1991 incluyó mil 113 monumentos arquitectónicos, 260 de ellos considerados relevantes y están ubicados en 219 manzanas, distribuidas en una superficie de 400 hectáreas.

“Se trata de espacios con valiosas características formales, calidad constructiva, armonía de volúmenes y unidad plástica, pese a los variados estilos arquitectónicos con los que cuenta, y que abarcan desde tipologías del siglo XVI, hasta el afrancesamiento del periodo porfirista. Otra característica considerada en la declaratoria es la eliminación de aristas, líneas y columnas en las esquinas de numerosos patios, lo que provoca una sensación de continuidad y dinamismo al interior de los recintos, sin olvidar al llamado “barroco”.

Dicho artículo que fue publicado en “Topofilia”, Revista de Arquitectura, Urbanismo y Territorios del  Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades «Alfonso Vélez Pliego» de la Benemérita Universidad de Puebla (BUAP), “La Unesco consideró a la zona de monumentos históricos, como un modelo único de desarrollo urbano de la América del siglo XVI, ya que conjuga las teorías de la España Renacentista con la experiencia mesoamericana, todo esto sin olvidar, los remates arquitectónicos de carácter religioso, que enriquecen las perspectivas urbanas y le restan monotonía a la traza ortogonal (Que forma ángulo recto)”.

Por: Fátima Miranda/E