Por: Ibeth Cruz/@ibethcrux

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El número de quejas que anualmente recibía la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) en contra de los servicios de salud en Michoacán ha disminuido en un 50 por ciento este año, refirió el ombudsman michoacano, Víctor Manuel Serrato Lozano, aunque indicó que aún se presentan deficiencias en el sector que deben enmendarse.

En entrevista, Serrato Lozano expuso que por cada año, la CEDH recibía o iniciaba de 60 a 80 quejas contra la Secretaría de Salud en Michoacán (SSM) y los servicios que prestaba, así como contra otras instancias de atención médica como lo es el IMSS y el ISSSTE.

“Hay que decir que sí ha disminuido, en un 50 por ciento, es importante señalar eso, pero siguen habiendo situaciones que deben revisarse y esperamos que así sea”.

Expuso que las mismas son recurrentes por negligencias médicas, por programación de cirugías en tiempos desfasados, falta de medicamentos entre otras, además de que ya no se presentan quejas por la falta de atención médica en el IMSS o ISSSTE por no ser derechohabiente en los mismos.

“Afortunadamente se han girado las instrucciones para que a nadie, de ningún hospital se le niegue el servicio médico o se le condicione por la existencia de recursos”.

El crecimiento poblacional y la demanda de estos a los servicios de salud es otro tema que deben atender las autoridades estatales, consideró el ombudsman michoacano, tanto que existe una carencia de especialistas y enfermeras en los centros de atención médica que se ha convertido en un “foco rojo” en la entidad.

Ante ello, dijo que este déficit obliga a las autoridades a hacer crecer un 200 por ciento la infraestructura hospitalaria y reducir la cantidad de administrativos en sus áreas, pues “no hay especialistas, no hay enfermeras suficientes para atender a la población y falta mantenimiento, pero sí hay un número excesivo de personal administrativo”, concluyó.

FG