bebé, batería
La batería le provocó graves daños a la pequeña (Foto ilustrativa: pixabay)

Estados Unidos (MiMorelia.com).- Una bebé de año y medio murió después de que ingiriera una pequeña batería que le provocó daños extremos, quemó sus cuerdas vocales, la garganta y el esófago.

A pesar de que la niña fue internada en un hospital de Texas y fue sometida a una cirugía para extraer la batería y reparar los órganos afectados, no se pudo hace nada, pues el cuerpo de la bebé ya se había contaminado, según informó Milenio.

La bebé fue tratada por el pediatra Thomas McGill en el University Medical Center en Lubbock, el especialista sostuvo que la membrana de la niña se había quemado quedando “completamente negra”. El profesional contó que al asentarse en el esófago, la batería comenzó a generar electricidad.

Se dio a conocer que el producto ingerido es una pila similar a la que se ocupa para relojes de pulsera, la cual habría extraído desde un control remoto.

Cabe mencionar que la madre de la bebé fue quien la llevó al especialista luego de detectar una constante tos de la menor. Tras ser sometida a radiografía, se reveló que tenía la batería al interior de su cuerpo.

Por: Redacción/SJS