Ciudad de México (MiMorelia.com/Redacción).- Muchas personas deciden demostrar su amor a sus perritos y gatitios con un tierno beso, sin embargo, esta práctica puede ocasionarte serias enfermedades.

Con información de un estudio realizado por la Universidad Autónoma de México, UNAM; la institución advierte que a través de los besos se transmiten bacterias.

Estas bacterias producirían inflamación crónica en el estómago, dolor abdominal, diarrea, fiebre e incluso afectan órganos como hígado y pulmones, afirmó Nayeli Xochiquetzal Ortiz Olvera, de la facultad de Medicina de la UNAM.

La también gastroenteróloga, dijo que los microorganismos que se consideran de cuidado son: Campylobacter jejuni; Helicobacter heilmannii (H.H.) y pylori (H.P.), además de Toxocara.

Casi 36 millones de adultos en México están infectados por H. pylori, debido a la poca higiene y hábitos inadecuados de alimentación.

“Pero no trasciende en todas las personas, a menos que se cuente con antecedentes familiares de cáncer en estómago; úlceras en estómago, sangrados o molestias digestivas; en general son un foco rojo y se debe acudir con un especialista para el diagnóstico y tratamiento”, aclaró Ortiz Olvera.

El Campylobacter se manifiesta en el humano con dolor abdominal, fiebre y diarrea, que puede empeorar con deshidratación; su periodo de incubación es de horas o hasta días y puede tardar meses en manifestar síntomas.

En cuanto a la toxocariasi, la larva que produce esta infección viaja por el torrente sanguíneo, y puede infectar casi cualquier tejido; el hígado y los pulmones son los de mayor frecuencia; los síntomas son: fiebre e inflamación en el hígado y su periodo de incubación es de cuatro días o hasta meses.

¿Qué medidas de precaución puedes seguir?

Un especialista de la UNAM recomienda llevar a las mascotas con un veterinario cuando éstos presentan vómito, diarrea y dolor abdominal.

Evita que te laman la boca u ojos cuando están enfermos.

“Esto no significa que si un perro lengüetea a su dueño le provocará cáncer o linfomas, pero tener un animal en compañía representa una responsabilidad importante, y para evitar problemas se les debe procurar una buena vivienda, alimentación, higiene y atención médica”, señaló.

RMR