Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Redacción).- Un ruido ensordecedor estremeció una parte de la zona centro de la ciudad en medio de una oscuridad total en la Plaza Monumental de Morelia. Era la emoción que emanaban los pulmones de alrededor de 13 mil fans, que atravesaba por sus gargantas y salía de sus bocas. Esto anunciaba el inicio del concierto de Maluma en la Ciudad de la «Cantera Rosa».

El destello de decenas de reflectores encandilaron a los asistentes. El sonido del primer tema hacía vibrar el concreto con el que están hechas las paredes, la columnas y las gradas del recinto.

Trabajé duro y mi lugar me lo he ganado fue el primer tema con el que salió el colombiano vestido de pantalón azul, playera blanca y tenis rojos, rodeado de cuatro bailarinas y dos bailarines.

Foto ACG

La multitud estaba de pie, todos grabando con sus teléfonos celulares, cuando una nube de serpentinas rojas invadió la plaza. Borro Cassette, uno de sus más grandes éxitos fue el segundo tema del “Pretty Boy” y puso a todos a bailar.

Mujeres y hombres de todas las edades bailaban y cantaban. Las féminas en su mayoría bastante arregladas. Lucían pantalones entallados, blusas o vestidos cortos y tacones altos. En el caso de los hombres, había algunos que iban de camisa, zapato y pantalón de vestir, otros más jóvenes usaban pantalones “tumbaos” gorras de visera plana y tenis, al estilo reguetonero.

Un escenario como pocos vistos en la capital del estado fue el lugar perfecto para que uno de los artistas del momento interpretara esas “pegajosas” canciones que lo han colocado en el lugar que ocupa de los rankings de popularidad. Los temas más esperados fueron Sin Contratos y Vente Pa’ Ca (la cual interpreta junto con Ricky Martin).

La euforia total llegó con los temas Desde Esa Noche, que originalmente canta con Thalía; Chantaje, que canta con Shakira; La Bicicleta, tema que interpreta junto a Shakira y Carlos Vives.

Alguna dama no pudo contenerse y le aventó un sostén rosa. Sonriente el también juez de La Voz Kids México, lo tomó y lo colgó en el pedestal negro de su micrófono color dorado.

El momento de reflexión

Luego de poco más de una hora de show, el artista interrumpió su presentación para pedir a todos los asistentes que oraran por Venezuela y sus habitantes.

“Lo que está pasando en Venezuela es un tema muy complicado y delicado, quiero concientizar a los jóvenes para que oren por nuestro país hermano de Venezuela”.

“Yo no quisiera que ustedes ni yo pasáramos por lo que está pasando Venezuela. México es un país que me ha dado mucho”, agradeció.

Luego de este momento, el artista se puso a tono e interpretó un par de baladas. Vuelo Hacia el Olvido fue la canción con la que tocó la guitarra.

Se besa con fan moreliana

De entre las primeras filas del público eligió a una joven (esbelta que usaba hombliguera negra y pantalón rosa).

-¿Cómo estás?, preguntó Maluma a la sorprendida fan.

“Me encanta tenerte aquí y menos mal encontré una persona a quien cantarle esta noche”, agregó.

-“Cántame cuando quieras”, respondió la joven.

Empezó la balada y él poco a poco se le acercó, llegó un momento en que juntaron sus frentes mientras él entonaba: “Tus abrigos para cuando hay frío, tu jardín para que no veas rosas, las almohadas pa’ que no descanses”.

Se sentó sobre ella y la fémina respondió abrazándolo. Coquetearon por varios minutos hasta que al final del tema el escenario se coloreó de rojo y se dieron un beso en la boca.

Regresa la rumba

Luego de los temas más “tranquilos” Maluma se cambió de vestuario y con ello también las canciones que interpretó.

En esa recta final del concierto cantó en dos versiones su más reciente éxito, Felices Los Cuatro, y los miles de asistentes entonaron de memoria.

Además, dio una probadita del nuevo sencillo que lanzará próximamente.

Cuatro Babys, uno de sus temas más polémicos y que han tachado de misógino, fue con el que “Pretty Boy” se despidió de los morelianos . Un escenario iluminado totalmente en rojo y millones de cuadritos de papel picado inundaban la Monumental al tiempo que el colombiano agradecía a su público.