luciernagas
México tiene el 10% de las especies de luciérnagas a nivel mundial (Foto: Facebook Santuario de las Luciernagas MX)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- En México se encuentra aproximadamente el 10 por ciento de la biodiversidad mundial de luciérnagas, y aunque todavía hay poblaciones importantes de este insecto, es un buen momento para designar más santuarios en la república y poder conservarlas ante las amenazas a su hábitat, expresó la investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Ek del Val de Gortari.

Bióloga egresada de la Facultad de Ciencias de la UNAM y Doctora en Ecología por el Imperial College del Reino Unido, Del Val forma parte del Instituto de Investigaciones en Ecosistemas y Sustentabilidad (IIES) del Campus Morelia de la máxima casa de estudios en el país, donde labora en el Laboratorio de Interacciones Bióticas en Hábitats Alterados, y desde 2015 impulsa la iniciativa de ciencia ciudadana Buscando luciérnagas, por medio de una página de Facebook.

Señaló que uno de los motivos para crear ese sitio fue darse cuenta el desconocimiento de los infantes en edad escolar hacia esos lampíridos. «Cuando uno pregunta en una escuela ¿quién conoce las luciérnagas? Todos los niños te van a decir que sí, pero muy pocos las han visto. La mayoría solamente las ha visto en caricaturas. Entonces eso me llamó la atención y bueno, vamos a ver si podemos generar mayor información para México, y ver qué lugares podrían ser importantes para su conservación», apuntó en entrevista.

Precisó que la idea es documentar entre los ciudadanos interesados en la naturaleza, con la etiqueta #Veobrillar, dónde y cuántas luciérnagas observan, en qué época del año, su tipo de hábitats y de esa manera aparte de conocer los sitios, proponerlos para su conservación de estas especies.

Los reportes de avistamientos no sólo son en Michoacán, también en otras partes de México, y en Morelia han detectado en rumbos como la avenida San José del Cerrito, las tenencias de Santa María de Guido, Jesús del Monte, Chiquimitío y Morelos. Igual en el Puerto de Buenavista, Parque Cerro del Punhuato, cercanías de los Filtros Viejos, colonias Lomas de la Huerta, El Porvenir, Fraccionamiento Arcos San Antonio, Fraccionamiento Villas de la Loma, entre otros puntos del municipio.

Un siguiente paso en dicha iniciativa, agregó la también docente en la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES) Unidad Morelia, y en los posgrados de Ciencias Biológicas y en Ciencias de la Sostenibilidad de la UNAM, es crear una página web especial para documentar mejor los datos, y espera sea a la brevedad.

Nuevas especies en México

Las luciérnagas son escarabajos dentro de los insectos. Como tales, pasan por una metamorfosis completa, desde huevo, larva, pupa, hasta adulto, en periodo de uno a dos años. En su primera fase de vida se alimentan de caracoles e insectos pequeños, y en la final de otros insectos.

Su característico brillo, conocido como bioluminiscencia, es un tipo de luz química que se produce cuando un compuesto llamado luciferina entra en contacto con oxígeno, y esto se hace a través de la enzima luciferasa, detalló Ek del Val.

«Lo interesante de este tipo de luz es que es una luz fría, entonces no produce calor cuando se está haciendo como otro tipo de energía, por eso es muy atractivo», agregó.

Indicó que el fósil más antiguo de una luciérnaga data del Cretácito, la época donde todavía había dinosaurios, hace unos 99 millones de años. Eran insectos muy parecidos a los de ahora y no han cambiado mucho: escarabajos con un par de alas endurecidas y otro par de alas blandas, y respecto a su bioluminiscencia, se asume la tenían desde entonces.

luciérnaga
(Foto: Facebook Santuario de las Luciernagas MX)

A nivel mundial, sostuvo, existen 2 mil 200 especies descritas, y en México 220, que representan más o menos el 10 por ciento de toda la biodiversidad de estos animalitos brillantes, y los estados con más son Veracruz, que tiene 71; Oaxaca, 54, y Chiapas, 42.

Y aún se descubren nuevas especies. Refirió que este mismo año el especialista de la Facultad de Biología de la UNAM, Santiago Zaragoza Caballero, en un artículo describió a 37 de ellas, distribuidas en los estados de Tlaxcala, México, Puebla, Morelos, Ciudad de México e Hidalgo.

En situación grave

Sobre las causas que provocan disminución de las luciérnagas, la investigadora del IIES de la UNAM Campus Morelia explicó que una es la contaminación de los cuerpos de agua, pues su fase larvaria es acuática o semiacuática, y generalmente viven en ríos o en suelos muy anegados con mucha agua, y dependen del oxígeno que está disuelto ahí. Requieren sitios sanos para vivir, porque si no hay larvas, tampoco existirán adultos.

luciérnaga
(Foto: Facebook Visita Tlaxcala Mx)

Otra es el uso indiscriminado de insecticidas para la agricultura y ganadería, ya que estos no sólo matan a las especies plagas, sino a todos los insectos, y la tercera es la contaminación lumínica.

«Las luciérnagas utilizan su brillo para encontrar pareja, pero si están en un lugar muy iluminado, la pareja nunca los va a ver. Es como si tú llegas con un perfume a una fiesta que está llena de ajo, entonces nadie va a oler tu perfume porque están oliendo el ajo, algo así les pasa a las luciérnagas. Cuando llegan a un lugar que está muy iluminado, como una ciudad, pues ya no pueden tener pareja y no se pueden reproducir», expresó.

Calificó la situación como grave porque la mancha urbana se incrementa, igual la contaminación de los cuerpos de agua y el uso de insecticidas, «pero todavía tenemos poblaciones de luciérnagas importantes, entonces creo es un buen momento para designar algunos de estos santuarios para que podamos conservar a las luciérnagas».

Sólo un santuario abierto hasta el momento

En México existen cinco santuarios de luciérnagas conocidos. El más importante está ubicado en Nanacamilpa, Tlaxcala, con más de 3 mil 500 hectáreas de bosque de pino-encino y varios centros ecoturísticos. Durante la temporada 2019 (junio a agosto) recibieron a más de 100 mil visitantes, quienes dejaron una derrama económica de 51 millones de pesos, informaron las autoridades tlaxcaltecas.

Sin embargo, este año debido al Covid-19 se suspendió la observación de estos insectos luminosos, que precisamente aparecen en gran cantidad esta época de finales de primavera e inicios de otoño para el apareamiento.

Donde ya arrancaron el avistamiento es en el santuario de Amecameca, Estado de México, dentro del ejido Emiliano Zapata. A partir del pasado 23 de junio y hasta el 2 de agosto próximo estará abierto, de martes a domingo en horario de 18:00 a 22:00 horas, pero sólo lo harán con grupos limitados (al 30 por ciento de su capacidad), previa reservación, y con los cuidados de sanidad indispensables, además de los establecidos para estos lugares ecoturísticos, como evitar las fotografías, la ropa reflejante o fosforescente, hacer ruido; no fumar dentro de las instalaciones, ni hacer fogatas; no pisar o capturar a las luciérnagas.

luciérnagas
(Foto: Facebook Santuario de Luciérnagas Bosque Esmeralda, Amecameca, Méx.)

Las medidas que implementan ante el nuevo coronavirus, son las de no dar acceso a quienes presenten síntomas de gripe o tos; a todos los visitantes se les tomará la temperatura con termómetro eléctrico; a la llegada deberán desinfectarse las manos con gel alcohol antibacterial; uso riguroso de cubrebocas; mantener sana distancia de al menos metro y medio entre las personas durante el recorrido; evitar saludarse de mano; evitar encuentro cara a cara; no escupir; lavarse las manos de 15 a 30 segundos si van a los sanitarios; estornudo de etiqueta.

Los otros santuarios en el estado de Puebla: Valle de Texmelucan en Santa Rita Tlahuapan, y Valle de las Luciérnagas en San Rafael Ixtapalucan, aún no definen si habrá temporada de observación 2020 o se cancela.

Mientras en el santuario de Tlalpujahua, Michoacán, en la comunidad de El Llanito, arrancó hace apenas un par de años en una extensión de 10 hectáreas dentro de campos de cultivo de maíz y espejos de agua. Se encuentran a espera que el gobierno michoacano dé luz verde para abrir este espacio o determinar si queda suspendido este año, de acuerdo a las condiciones por el Covid-19, pues queda de margen sólo hasta el mes de agosto.

Santuarios deben tener infraestructura adecuada

Al respecto, Ek del Val puntualizó que estos lugares, generalmente áreas naturales protegidas, sirven para apreciar a estos escarabajos, aunque también funcionan como una especie de bandera para proteger a todo el ecositema, y por eso deben crearse más en el país.

Recalcó que en el caso de Tlalpujahua lo que quieren proteger no es un bosque sino campos agrícolas, y en estos generalmente utilizan herbicidas e insecticidas, mortales para estas especies.

«Deben tener condiciones particulares en donde se permita estos santuarios; sí pueden ser campos, pero que no estén utilizando este tipo de sustancias químicas, y además se deben delimitar muy bien los senderos porque si se deja que la gente camine por todos lados probablemente las van a aplastar. Entonces sí es importante tener infraestructura dentro de estos santuarios para que pueda funcionar bien, y también debe tener un aforo limitado, no puede ser que vengan hordas de personas al mismo tiempo, por lo mismo», subrayó la especialista de la UNAM.

Comentó que pese a existir en el territorio mexicano hace millones de años, sólo hace poco se ha puesto énfasis a las luciérnagas, «yo creo es dada la pérdida de biodiversidad, pues empezamos a notar las pequeñas cosas y dado eso, es muy reciente esto, por ello no se habían tomado en cuenta antes».

Redacción/rmr