bandera gya
Activistas de la comunidad LGBTI+ manifestaron los retos y pendientes que se tienen en la entidad para garantizar el acceso a la salud, a la seguridad social, al trabajo, la justicia, educación, entre otros (Foto: Ilustrativa)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- A pesar de los avances en materia legislativa y la lucha activista por el reconocimiento a los derechos humanos, la invisibilización, violencia, exclusión y discriminación a la diversidad sexual continúa arraigada en Michoacán, por lo que la Secretaría de Igualdad Sustantiva y Desarrollo para la Mujer (Seimujer) integrará el Consejo Consultivo Ciudadano LGBTI+ para promover acciones que permitan actualizar marcos normativos y programas de apoyo en defensa a este sector.

Luego de que activistas de la comunidad LGBTI+ manifestaron los retos y pendientes que se tienen en la entidad para garantizar el acceso a la salud, a la seguridad social, al trabajo, la justicia, educación, entre otros, la titular de la Seimujer, Nuria Hernández Abarca, anunció la publicación de la convocatoria para la conformación de la estructura ciudadana con enfoque de diversidad sexual.

«Se hace un llamado a participar en el registro que se abre hoy y concluye el 4 de marzo para que, con las diferentes expresiones, se recorra el camino de avanzar en la igualdad de condiciones y no discriminación a la comunidad LGBTI+«, apuntó.

Agregó que el objetivo de este consejo es articular medidas de apoyo entre la función pública y los grupos colectivos que trabajan por los derechos humanos de esta población.

En su participación, el activista Andre Muñoz señaló que se busca incluir a lesbianas, bisexuales, intersexuales, hombres gay, transexuales, académicos, cámaras de comercio, sector indígena, migrante, para que con sus aportaciones y experiencias se logre disminuir las violencias hacia este sector.

Elizabeth Limón, activista, compartió la complejidad social que vive la comunidad donde la violencia y la discriminación es normalizada, lo que «genera riesgos al expresar cómo somos».

A su vez, Aurora Monje, estudiante transgénero, dijo que otro problema que se enfrenta es la invisibilización a este sector y «dejar de creer que es una enfermedad; falta mucho por hacer y hablar como el transfeminicidio que es el principal miedo, que te maten, no hay figuras de derecho para personas transgénero y no todos los municipios en Michoacán hacen valer la normatividad en materia de diversidad sexual. No hay oportunidades laborales y de estudio, ni de acceso a la salud, como terapias hormonales o cirugías estéticas. La lucha transfeminista busca ser representada en la política, en la función pública y en todos los espacios».

Raúl Martínez, presidente de Colectivos Michoacán es Diversidad, consideró que este consejo consultivo ciudadano «llega tarde a la administración, pero en el momento justo para el feminismo que es excluyente por lo que ahora en la Seimujer esta estructura viene a fortalecer las acciones, propuestas y marcos normativos que deben actualizarse para adecuarlas al contexto que vive Michoacán«.

Por: Aned Ayala/rmr