calle vasco quiroga
"Nos genera problemas muy fuertes de dinero, es salud y tranquilidad" (Fotograma: Google Maps)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El presidente de la Asociación de Comerciantes y Vecinos del Centro Histórico (Covechi), acusó pérdidas por alrededor del 25% en las ventas de los negocios ubicados en las calles en donde se realizan obras en la zona, principalmente en la calle Vasco de Quiroga.

El líder empresarial hizo un llamado a mantener los tiempos en la ejecución, “les pedimos que mejoren la coordinación interinstitucional (…) La obra supera los tiempos por ello”.

(Foto: Fátima Miranda)

Añadió que esto se agudizó porque se abrieron varios «frentes» en el Centro Histórico, finalmente porque no había presupuesto, las obras empezaron en octubre y la fecha de entrega era para los primeros días de diciembre, y llevan más de tres meses.

“Ello nos genera problemas muy fuertes de dinero, es salud y tranquilidad, y todo lo demás pero hay gastos que no podemos evitar como el pago de nómina, aguinaldos y pago a proveedores (…) es como una olla de presión”.

Se busca concluir con los mayores beneficios: Godoy González Vélez

Al respecto, el secretario de Movilidad y Espacio Público de Morelia, Antonio Godoy González Vélez, afirmó que la de la calle Vasco de Quiroga es una obra de medio kilómetro, “es muy grande, prácticamente hacer una obra en el centro es una caja de sorpresas porque ni las redes eléctricas ni la fibra óptica ni las redes de drenaje, ni los organismos que intervienen tienen claro de qué manera se han implementado obras”.

Afirmó que la planeación está bien, pero la ejecución es la que lleva a veces problemas y sobre todo la llegada de los recursos.

“Son muchos temas, lo que si no puede decir el señor Alfonso Guerrero es que las obras hayan estado detenidas, siempre hay un perjuicio cuando se hace una obra pública, por eso una de las primeras cosas es que buscamos que los tiempos sean los mínimos y los procesos constructivos también se terminen con mayores beneficios”.

Comentó que la planeación depende de muchas cosas, “una cosa es planear la obra y otra cosa es el desarrollo mismo, no son las únicas obras que tenemos, tenemos muchas a lo largo del municipio y todas ella se busca que estén en transcurso y desarrollo día a día, y que si hay algún tema constructivo se pueda solucionar rápidamente”.

Mientras comentó que situaciones como la supervisión del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y otras cuestiones, hace que los tiempos se alarguen.

En tanto que aunque los proyectos son aprobados desde el primer trimestre de año, la llegada de los recursos de la federación, es lo que hace que las obras se inicien hasta finales de año, no se puede arrancar ninguna obra sino hasta que llega el recurso a las arcas municipales, a partir de entonces es cuando se inician procesos administrativos que se tienen que complementar conforme a la normatividad.

Por: Fátima Miranda/CA