calentamiento global, estudio, científicos, Science Advances, Groelandia, Bolivia, radiación ultravioleta
Los científicos llegaron a la conclusión que si no tomamos medidas urgentes, la vida marina superficial se expondría a una radiación mortal (Foto ilustrativa: pixabay)

Reino Unido (MiMorelia.com).- Investigadores de la Universidad de Southampton, Reino Unido, descubrieron que el calentamiento global causó un evento de extinción hace 360 millones de años, que mató a gran parte de las plantas y la vida acuática de la Tierra.

Los científicos que lideraron la investigación estiman que este descubrimiento tiene importantes aplicaciones en la actualidad. Los altos niveles de radiación ultravioleta arrasaron con la vida terrestre.

El estudio publicado en la revista “Science Advances” demuestra que el calor desencadenó un proceso que colapsó la capa de ozono que nos protege de la radiación ultravioleta. Se trata de un mecanismo de extinción antes desconocido, que guarda relación con las posibles consecuencias del calentamiento actual de nuestro planeta.

La flora fue lo más afectado, con ello se desencadenó un efecto devastador en los herbívoros lo que provocó la extinción de los carnívoros. Se calcula que en la etapa del Devónico Tardío desaparecieron el 80 por ciento de las especies animales.

La causa de la extinción de hace 359 millones de años no podía ser explicada. La única pista que tenían los científicos era que la capa de hielo se derretía en esa época.

El equipo recolectó muestras en rocas de Groenlandia y de las montañas andinas en los alrededores del lago Titicaca, en Bolivia y posteriormente las estudiaron en busca de esporas de plantas fosilizadas. De este modo descubrieron que muchas de ellas presentaban signos de daño por radiación ultravioleta.

“Las estimaciones actuales sugieren que alcanzaremos temperaturas globales similares a las de hace 360 millones de años», explico John Marshall, investigador del estudio.

Los científicos llegaron a la conclusión que si no tomamos medidas urgentes, la vida marina superficial se expondría a una radiación mortal. “Esto nos llevaría a una emergencia climática”.

Por: Redacción/SJS