Hoy quiero hablar sobre un tema por demás importante en nuestro tiempo, en torno a lo que el Papá Francisco nos ha pedido desde la “Laudato si’” cuando nos invita a cuidar la casa común, pareciera que en lugar de cuidarla hemos venido deteriorando cada vez más nuestro ambiente, cada vez más se ven los efectos del sobrecalentamiento y estamos sufriendo en Morelia de una manera muy directa este calor extraordinario y sorpresivo, que todo lo estamos experimentando y así vemos desgraciadamente la contaminación de los lagos, de los ríos, vemos la contaminación por las calles de nuestra ciudad y de los diferentes pueblos y comunidades.

Tristemente en lugar de cuidar la casa común pareciera que la tenemos cada vez más contaminada, pareciera que el sobrecalentamiento en nuestra tierra sigue creciendo y según los pronósticos nos auguran una destrucción paulatina pero muy violentamente progresiva para nuestra tierra.

Cuidemos la casa común, hagamos lo que el Papá nos pide en la “Laudato si’” y todos convirtámonos en responsables y corresponsables de cuidar la casa común, manejemos adecuadamente la basura, separemos la basura, evitemos tirar la basura en cualquier parte sabiendo la contaminación que produce, aprendamos a reciclar, utilicemos menos los plásticos y todos aquellos utensilios o instrumentos que más que dar un beneficio cuidar la tierra la contaminan, utilicemos nuevamente todos los utensilios que tenemos a nuestro alcance que podamos utilizarlos para los diferentes servicios, ya no seamos generadores de basura, seamos menos consumistas, busquemos como sacar más provecho de cada una de las cosas que se adquieren y que están a nuestra disposición, en fin, pongamos un empeño especial en cuidar nuestra casa común y ser responsables fomentar la corresponsabilidad con toda la comunidad.

Les bendigo con mucho cariño, el señor este con ustedes, la bendición del Dios omnipotente padre, hijo y espíritu santo descienda sobre ustedes y permanezca para siempre, amén.