Imagen Facebook

Estados Unidos (MiMorelia.com/Alberto Nieto).- La imagen está dando la vuelta al mundo, luego de que se recopilarán los testimonios de las personas que estuvieron involucradas en el lamentable asesinato de cincuenta personas esta madrugada en Orlando, Florida.

Se trata de una muestra del poderoso Arsenal del individuo fuertemente armado qun ingresó al club Pulse y abrió fuego contra los asistentes, dejando un total de medio centenar de personas fallecidas por los disparos y 53 más se encuentran heridas. Al lugar acudieron elementos policiacos, pero estos tardaron casi tres horas en poder ingresar al lugar y abatir al criminal.

Un ejemplo claro de este momento de tensión es el de la foto de un casco de policía que muestra un agujero considerable y rasgaduras provenientes del arma del criminal estadounidense Omar Saddiqui Mateen, de padres afganos.

La imagen se ha compartido en cientos de medios y es una muestra clara de porqué existe el debate de la facilidad con la que los civiles de este país pueden acceder a armas tan letales de manera totalmente legal.

El arma utilizada es un rifle de asalto AR-15 utilizado también en masacres similares como la ocurrida en San Bernardino, California, en donde murieron catorce personas a manos de una pareja.