La administración de Aureoles Conejo, 15 puntos arriba del promedio nacional de aceptación de gobernadores

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- De acuerdo a una encuesta de Consulta Mitofsky, a un semestre de que iniciara su gobierno, Silvano Aureoles Conejo mantiene aprobación de la mayoría de michoacanos, con casi seis de cada 10.

Tal ejercicio se realizó a 400 ciudadanos mayores de 18 años de edad radicados en la entidad y en entrevistas domiciliarias “cara a cara”, entre el 26 y el 27 de marzo pasados, cuyo margen de error no sobrepasa el +/- 4.9 por ciento.

En cuanto a la evaluación del mandatario de Michoacán, que arrancó su administración el 1 de octubre anterior, los entrevistados estuvieron de acuerdo con su administración en el 58.5 por ciento, mientras en desacuerdo el 36 por ciento, y el 5.5 por ciento no contestó.

Dichos niveles de aceptación se encuentran 15 puntos porcentuales arriba del promedio nacional de gobernadores de los estados, que es del 43.6 por ciento, y un 53.3 por ciento de rechazo. “Silvano Aureoles en Michoacán aún mantiene niveles positivos propios de un inicio de gobierno con alternancia”, indicó la encuestadora.

Resalta que conforme se incrementa el nivel de escolaridad de los ciudadanos, la aprobación hacia el jefe del Ejecutivo estatal surgido de las filas del Partido de la Revolución Democrática (PRD), va en aumento.

De esa manera, entre quienes tienen la Primaria o menos, aprueban su gestión el 53 por ciento; el 37.6 en contra, y el 9.4 no contestó.

Con Secundaria y Preparatoria, seis de cada 10 mostraron su aceptación a Aureoles Conejo; el 35.5 por ciento de rechazo y 3.9 no contestó.

Para los que cuentan con carrera universitaria y más, el 62.9 por ciento se mostró a favor del actual gobernador, y el 37.1 por ciento restante en contra.

Asimismo, la encuesta de Mitofsky reflejó que la inseguridad es el principal problema en territorio michoacano, según el 34.3 por ciento. Sin embargo, disminuyó esa percepción respecto a marzo de 2015, cuando así opinaba el 44.3 por ciento; es decir, ahora 10 puntos menos.

La segunda problemática fue la crisis económica, donde el aumento resultó considerable en un año, al pasar de 11.7 al 31.7 por ciento.