Pidió a los luchadores sociales y a los medios de comunicación proteger a las víctimas (Foto ACG)

Por: Ireri Campos/ @IreriCames

Morelia, Michoacán.- Las menores víctimas de abuso en el jardín de niños «Víctor Hugo» de la colonia Puerto de Buena Vista, de Morelia, son atendidas desde hace dos días por la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas (CEEAV), informó la comisionada presidenta Selene Lucía Vázquez a la Torre, y aseguró que han comenzado con el seguimiento de dos casos más de irregularidades en instituciones educativas de la ciudad.

Luego de la destitución de la directora de la institución educativa para menores, Vázquez a la Torre realizó una invitación a las autoridades de la Secretaría de Educación en el Estado para (SEE) para frenar al menos dos casos más de hostigamiento infantil y expulsión injustificado de menores en primarias de la capital michoacana como la «Benito Juárez», juicios que ya son atendidos por la CEEAV.

«Hostigan a los padres de familia, expulsan a los niños, cobran cuotas; tenemos recomendaciones de derechos humanos y hay personas que parecen inmovibles, parece que la Secretaría (de Educación en el Estado) no tiene ningún poder sobre algunas directoras que verdaderamente están causando daño grave a las familias».

Detalló que la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) ha interpuesto las recomendaciones correspondientes a las escuelas públicas, además de que los padres de familia y los infantes han acudido a solicitar el apoyo jurídico y psicológico a la instancia que preside.

«Ver a un padre llorando diciendo que a sus dos hijas las expulsaron por ser de la sociedad de alumnos, es inconcebible, me parece más inconcebible que la secretaria y las autoridades no puedan hacer nada.»

En lo concerniente al trato con las infantes abusadas en el preescolar de Morelia, la comisionada presidenta dijo que el trato ha sido cuidadoso y pausado para procurar no atentar contra la intimidad y el pudor de las afectadas, además de valorar si no existen daños a otras personas dentro de la institución educativa implicada.

Finalmente, pidió a los luchadores sociales y a los medios de comunicación proteger los datos personales de las víctimas y no exponer a los menores en aras de denunciar las faltas de las autoridades implicadas.

«Había videos en las redes en donde ponían nombres y apellidos de padres e hijos como para estar señalándolos de por vida: ‘mira ahí va el niño violado, la niña violada, el papá’, o sea de verdad en eso hay que tener mucho cuidado».