(Foto: Cortesía)

Tangancícuaro, Michoacán (Boletín). – Habitantes de la colonia “Mártires de Antorcha”, en el municipio de Tangancícuaro, celebraron con un evento político-cultural el 30 aniversario de su fundación, en la que estuvieron presentes cientos de familias e invitados del antorchismo estatal.

Leticia Arroyo Vilches, líder del antorchismo en la zona agradeció la lucha y la unión de los habitantes que han hecho posible el desarrollo en esta colonia; dijo que ha habido muchos avances, como lograr un terreno para construir viviendas, servicios básicos como agua potable, drenaje y electrificación; construcción de escuelas de nivel básico, pavimentación de la mayoría de las calles, la construcción en una primera etapa de la plaza pública, entre muchos más.

Invitó a los presentes a seguir comprometidos y no dejar de contribuir, con la finalidad, dijo, de dejarles a las nuevas generaciones una sociedad con mejores oportunidades y una mejor calidad de vida:

“La experiencia que hemos adquirido en estos 30 años sigámosla aprovechando para enfrentar con fortaleza y decisión la envestida que el gobierno federal ha emprendido en nuestra contra; es momento de que los antorchistas demostremos a los enemigos del pueblo organizado que nuestra lucha está plenamente justifica y que este progreso que vemos materializado ahora, nos llene de orgullo, pero también de confianza y compromiso de que las cosas pueden cambiar para bien en favor de la gran mayoría: pueblo trabajador” mencionó la líder social.

En la intervención cultural, el público presente pudo admirar el talento artístico de los alumnos de la Primaria “Wenceslao Victoria Soto”, escuela impulsada por el Movimiento Antorchista durante los últimos 30 años, así como de la participación del Ballet Estatal del Movimiento Antorchista, todos ellos, niños y jóvenes provenientes de las familias más pobres, que han logrado desarrollarse en la artes gracias al apoyo del antorchismo, para que pueden mostrar pueblo la belleza cultural que hay en el país.

Posteriormente, la gente asistente pudo disfrutar de otras actividades como jaripeo, baile y la ya tradicional quema de castillo, dándole vida a una de las consignas de Antorcha: «festejando, también se está luchando».

ZM