Actualmente seis de cada 10 hogares son sostenidos por mujeres jefas de familia (Foto: Archivo/ ACG)

Por: Blanca Padilla/@blanespaga

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Las 81 mujeres que actualmente residen en el Centro Penitenciario David Franco Rodríguez “Mil Cumbres» festejaron este jueves el Día de las Madres, algunas con el sentimiento de ser su primer festejo recluidas y otras ya sin contar el tiempo lejos de casa.

Entre las ochenta reclusas también habita una mujer que pertenecía a los grupos de autodefensas del municipio de Apatzingán, el caso de Selene Guillén, una mamá joven de tan sólo 23 años, quien tiene tres hijos varones a los que espera acompañar pronto en casa, aunque apenas hace algunos días cumplió tres años en la prisión, confía que su proceso termine pronto y estar en su hogar de nuevo.

Hace dos años ingresó al Franco Rodríguez, previo a ello fue recluida en el J. Múgica y al quedar embarazada fue trasladada a “Mil cumbres”, en el sitio tuvo a su bebé, el cual quedó a su cuidado por cerca de un año; luego de ese tiempo, decidió que su hijo este al cuidado de su madre, porque afuera aprende más cosas y «algunos días se ponía medio Chuky y jalaba los barrotes» entonces está mejor con su abuela al igual que sus otros dos hijos de 11 y ocho años.

Las señoras Marina Barajas González y Josefina quienes son internas desde hace dos años por extorsión y dos meses por robo respectivamente, con el paso del día se han hecho amigas, hoy en tarde de festejo cayeron en cuenta que «salieron de la rutina de estar recluidas», como todos los días acudieron al comedor pero este día con motivo de celebrar ser madre. A pesar de seguir en proceso no pierden la esperanza de estar de nueva cuenta festejar en casa.

Así este post Día de las Madres, las internas tuvieron uno de los tres festejos que este año se les organizaron, hoy hasta cantaron y contaron chistes para ganar uno de los premios que las autoridades del Cereso destinaron para hacer un tarde llena de alegría.

Sin falta, un par de mujeres contaron la canción de Señora, Señora, misma que en coro todas las mamás siguieron la letra para cerrar el festejo.

Previo al festejo el pasado domingo se celebró una convivencia en el mismo recinto con los familiares de las reclusas.

Foto ACG