La actividad fue en labor conjunta con la Fundación Cinépolis

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Gracias a la labor conjunta entre los sectores de la sociedad y de Fundación Cinépolis, alrededor de 200 pequeños que padecen cáncer y de las casas hogar adscritas al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Michoacán, asistieron a una función de cine.

La directora general del Sistema DIF Michoacán, Rocío Beamonte Romero, refirió que alrededor de 200 niñas y niños de las casas hogar “Vivan las Niñas”, “Gertrudis Bocanegra”, “Vivan los Niños”, Casa Cuna “Luz, Amor y Esperanza”, así como pequeños que padecen cáncer fueron los beneficiados.

Resaltó que gracias a empresas comprometidas con la labor social, son posibles los resultados positivos de trabajar en coordinación sociedad, el sector privado y público, a beneficio de los que menos tienen, es de reconocer la labor altruista y social que emprende con dedición y trabajo la Fundación Cinépolis en materia de salud, educación y entretenimiento.

Patricia Hernández García de León, Coordinadora Estatal del Programa Atención a Niños Oncológicos, agradeció a Marcos Cantón, Gerente General de Cinépolis, por el apoyo para que los menores asistieran a la función, “no es fácil este tipo eventos para los niños, son muchos trámites, pero la mayor satisfacción es saber que hay niños que vienen por primera vez, ya que son niños que a causa de la enfermedad o por la situación económica no habían podido hacer posible su sueño, gracias a Fundación Cinépolis por el apoyo”.

En este eje, Patricia Hernández resaltó que el Gobernador Silvano Aureoles Conejo, así como Rocío Beamonte, “no han escatimado recursos para la atención de los pequeños, ya sea con sus medicamentos, estudios o lo que necesiten, son personas muy humanas y sensibles, y han cumplido con el compromiso  de dar atención no sólo a los niños sino a los papás”.

A través del Programa Vamos Todos a Cinépolis, los niños y niñas disfrutaron de la película “El Libro de la Selva”, además de las tradicionales palomitas de maíz y de una bebida.

El objetivo del programa es compartir la experiencia del cine con niños y adultos mayores que viven en situación de vulnerabilidad, favoreciendo el involucramiento de la empresa y colaboradores con su comunidad local.

Finalmente, a nombre de todos los beneficiados, Patricia Hernández entregó un reconocimiento en forma de ángel a directivos de la empresa.