Destacaron las propiedades nutritivas de la comida Purépecha

Por: Josimar Lara/@Josimar2188

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- En Michoacán todavía hay mucha cocina tradicional por descubrir, conocer y probar aquellos platillos que nacen en las comunidades, consideró chef Cynthia Martínez Becerril, gerente del Restaurante San Miguelito, ubicado en la ciudad de Morelia.

En entrevista para MIMORELIA WEEKEND, la chef Cynthia Martínez compartió que la gastronomía de Michoacán, principalmente la cocina tradicional, es tan basta que no deja de sorprender incluso a los expertos, pues se pueden tener diferentes versiones de un mismo platillo.

“Nosotros en los encuentros llegamos a registrar hasta 80 platillos, por decirte algo, existe el churipo tradicional pero también el churipo de trucha, hay corundas con sus diferentes variables; cada que hay un encuentro nos sorprenden con nuevos platillo”, destacó.

No solo es el sabor, sino que la cocina tradicional michoacana cuenta con varios elementos culturales, los cuales fueron considerados para que la comida mexicana fuera nombrada Patrimonio Cultural de la Humanidad Inmaterial por la Unesco en 2010, subrayó la chef.

“En sí no es un platillo, no es lo rico de la comida, porque si no muchos países en el mundo hubieran obtenido este reconocimiento; es el modelo cultural, todos los productos que van alrededor de la milpa, los utensilios, los usos y costumbres, eso es lo que se inscribe, porque la UNESCO no inscribe algo porque ‘¡ay, que rico está!”, detalló Martínez Becerril.

La especialista mencionó que la gastronomía en Michoacán juega un papel importante en varias localidades en donde es visto como un elemento de identidad, muestra de ello es que se ha logrado conservar gran parte de la cocina tradicional en comparación con otras entidades donde han tenido que rescatar los platillos.

“Son los usos y costumbres; por ejemplo, ¿el churipo, cuándo se come?, ¿el mole, cuándo se come?; ¿una atápakua, cuándo se hace?; cuando muere alguien qué es lo que se ofrece, porque a través de la comida se estrechan y se fortalecen los lazos de la comunidad. Es un elemento único, porque en otros lugar de la república no hay una atápakua, no hay un pozole batido, ni hay corundas”, explicó.

Destacó que el aporte de la gastronomía de la entidad es tal que en el documento de la UNESCO lleva por nombre La cocina tradicional mexicana, cultura comunitaria, ancestral y viva- El paradigma de Michoacán; pues un grupo de cocineras tradicionales originarias del estado contribuyeron para obtener este nombramiento.

Añadió que el reto de la sociedad civil es conservar los diferentes platillos, ya sea a través de eventos como los encuentros de cocina tradicional, pues para poder mantener el nombramiento de Patrimonio Cultural la UNESCO pide que la promoción, salvaguarda y difusión de los mismos.