La delegación estatal del Instituto Mexicano del Seguro Social (Imss) advierte a la población sobre la uso de cigarrillos electrónicos ya que afirman hay al menos un tercio de los consumidores de tabaco que han cambiado el cigarro tradicional (Foto: Archivo)

Por: Andrea Hernández/@andy_hermar

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- La delegación estatal del Instituto Mexicano del Seguro Social (Imss) advierte a la población sobre la uso de cigarrillos electrónicos ya que afirman hay al menos un tercio de los consumidores de tabaco que han cambiado el cigarro tradicional por considerar que no hay daño a su salud.

En rueda de prensa el coordinador auxiliar de prevención y atención a la salud, Carlos Avilés Laredo y el técnico en terapia respiratoria del Hospital Regional número 1, Víctor Enríquez Ramírez hablaron sobre las consecuencias del uso irracional de los cigarrillos electrónicos cuyos consumidores corren el riesgo de padecer el llamado «pulmón de palomitas de maíz» un tipo de neumonía agresiva.

(Foto: RED113)

Detallaron que ante los efectos nocivos para salud que se derivan del tabaquismo tales como cáncer pulmonar, de próstata y de hígado, además de la neumonía y las secuelas en fumadores pasivos, se ha detectado un «cambio de problemática» debido a la migración del cigarro convencional a los dispositivos electrónicos.

Avilés Laredo indicó que los fijadores que se utilizan en las sustancias con que trabajan los cigarrillos electrónicos continen aldehídos «una sustancia relacionada con el malestar conocido como ‘pulmon de palomitas de maíz’ lo que no es más que una neumonía agresiva».

Indicó que la cuestión financiera es también factor determinante en la migración del consumo ya que asevera que los adictos al tabaco «si refieren que es más caro el dispositivo electrónico pero que les hace menos daño».

Por su parte, Víctor Enríquez señaló que actualmente el Imss atiende a por lo menos 300 personas con oxígeno a domicilio, d ellos cuales hasta el 70 por ciento presenta padecimientos relacionados con el consumo del tabaco y recordó que «quien fuma y lo deja antes de los 30 años podrá revertir hasta el 50 por ciento del daño en la década siguiente».

Ambos especialistas coincidieron en los efectos negativos que se provocan en la salud de los fumadores pasivos, principalmente en niños que pueden desarrollar problemas de asma y alergias, por mencionar algunos.

CA