Por: Andrea Hernández/@andy_hermar

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).-  Con un sentido llamado al respeto y en demanda de la designación de presupuestos oportunos para la Universidad Michoacana, el acto conmemorativo del día del maestro en la institución se convirtió en un espacio de protesta por la modificación al artículo 143 de la Constitución Política del Estado de Michoacán.

Al hacer uso de la palabra como representante de los docentes nicolaitas, el dirigente del Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana (Spum), Gaudencio Anaya Sánchez rechazó los cambios hechos en la reforma laboral, los que dijo dañan los derechos de los trabajadores al implementar desde impuestos hasta reducciones de beneficio que se han logrado con «lucha histórica».

En el marco de la entrega de reconocimientos a 270 docentes de la máxima Casa de Estudios, que tienen entre diez y 40 años de servicio en las aulas, el rector Medardo Serna González resaltó que «los maestros nicolaitas vienen de una estirpe grande para la patria mexicana y son poseedores de un legado grandioso de Vasco de Quiroga, Miguel Hidalgo y Melchor Ocampo»

Hizo referencia a la «fecha histórica» vivida el 9 de mayo pasado, día en que se dio muestra de la unión de la comunidad nicolaita que «debe prevalecer a lo largo de las semanas».

Serna González hizo un llamado a reconocer en la educación media y superior pública que ofrece la Universidad Michoacana un «gran valuarte para la sociedad, que históricamente ha sido gran aliado del gobierno del estado y que a través de la vocación de nuestros maestros seguimos refrendando el compromiso de formar hombres y mujeres de bien».

En el marco del reconocimiento a los docentes, el rector recordó que «sin educación no hay progreso, sin educación es imposible elevar el nivel de la sociedad y hacer frente a problemas como la violencia, la corrupción y la desigualdad terrible que nos aqueja. No vamos a poder doblegar a la apatía y al desinterés, por eso hacemos un llamado a la comunidad universitaria para que a través de los valores y los principios nos sumemos a la causa noble de la educación».

Para ello, dijo es necesario contar con los presupuestos necesarios y de no tenerlos «difícilmente vamos a poder avanzar» e hizo un llamado a un pacto nicolaita «que nos permita reconocer la problemática que tenemos como Universidad y en unidad encontrar una solución a esa problemática teniendo presente nuestras fortalezas, que muchas veces se ignoran y dejan de lado».

Añadió que «quien ve a la Universidad Michoacana como un problema, tiene miopía política, porque somos parte de la solución» y aseveró que hay universidad para rato aunque se dice erróneamente que está en riesgo de desaparecer «no puede desaparecer una universidad que está siempre comprometida con los más necesitados».

CA