Mena Olalde, director, destacó que irán hasta las últimas consecuencias (Foto: Policía de Morelia)

Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Los 15 trabajadores de la Clínica de Labio Leporino y Paladar Hendido del nosocomio «Eva Sámano de López Mateos» permanecerán en dicho espacio aun cuando se inicie el traslado al nuevo Hospital Infantil en agosto de este año, así lo advirtió, el titular de la clínica José Mena Olalde, quien adelantó que están dispuestos a recurrir a instancias legales.

El especialista y también trabajador en el Hospital Infantil desde hace 35 años destacó que pese a la denuncia hecha a un medio de comunicación a nivel nacional sobre la desaparición de la clínica que se encuentra al interior del Hospital Infantil, ya que en el nuevo nosocomio en la llamada Ciudad Salud no se contempla esta área, no ha recibido explicación alguna por escrito de parte de la titular de la Secretaría de Salud, Diana Carpio Ríos.

En entrevista con este medio de comunicación, Mena Olalde, insistió en que sigue la incertidumbre y un futuro incierto de la Clínica de Labio Leporino y Paladar Hendido al reiterar que en los planos de construcción del nuevo Hospital Infantil sólo está contemplado un consultorio para cirugía reconstructiva que no brindará la misma atención a los menores que sufren este mal congénito.

Explicó que, desde hace nueve años, cuando fue fundada la clínica con recursos propios y donativos de a través de una asociación civil ante la falta de apoyo gubernamental para su edificación, fueron operados mil 700 niños de comunidades muy marginadas de Michoacán y en ese periodo han sido atendidas 37 mil consultas de labio leporino y paladar hendido.

Agregó que en los 35 años como cirujano plástico ha operado en la clínica a siete mil niños con este problema no sólo de Morelia o del interior del estado sino también de Guanajuato, Guerrero, Jalisco y Querétaro, por eso la importancia de que el espacio sea considerado por las autoridades de Secretaría de Salud como prioritario, porque no se puede abandonar a los pacientes que confían en los especialistas.

Tras asegurar que existe omisión y falta de voluntad política por parte de Carpio Ríos, el doctor advirtió que no está dispuesto, ni sus 15 trabajadores tampoco, a abandonar la clínica que se encuentra al interior del hospital «Eva Sámano de López Mateos», luego del traslado que se pretende concretar a finales de este año a Ciudad Salud.

Aseguró que no permitirán el cambio, pues no hay seguridad alguna de que el área de labio leporino y paladar hendido sea contemplada en el nuevo nosocomio, ya que «yo vi los planos, y hasta el momento nadie me ha enseñado lo contrario, ni siquiera se ha acercado conmigo la secretaria o el mismo director del Infantil, por eso, no nos vamos a ir de ese espacio», reiteró.

(Foto: Guadalupe Martínez)

Sobre el particular, Mena Olalde destacó que irán hasta las últimas consecuencias, hasta que se respete un trabajo que se hizo desde hace nueve años, la ruta más pronta, dijo, es la jurídica y por ello se preparan para presentar las denuncias o amparos correspondientes ante los tribunales para que se respete el derecho a la salud.

Detalló que el nuevo hospital debe tener un área de psicología educativa, ortodoncia, nutrición, pediatría, cirugía reconstructiva y terapia del lenguaje.

Finalmente, el cirujano plástico rechazó que la denuncia pública tenga un trasfondo de carácter político, pues aseguró no tener intención alguna de ser el nuevo director del Hospital Infantil o de contar con otro cargo dentro de la Secretaría de Salud, pues su único interés es que los niños no pierdan el tratamiento ni su derecho de ser atendidos correctamente.

R