denuncias, michoacan
El funcionario, manifestó que esta problemática sigue muy arraigada en al entidad (Foto ilustrativa)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- En lo que va del año, el Consejo Estatal para Prevenir y Eliminar la discriminación y la Violencia en el Estado de Michoacán, ha recibido siete quejas por violentar los derechos de las personas, en 2019 fueron un total de 59 asuntos. Las dependencias que incurren más en estas prácticas son la de Educación, Seguridad, Salud, así como la Fiscalía General del Estado (FGE).

Así lo informó el titular del Consejo, Alberto Hernández Ramírez, luego de destacar que en Michoacán continúa la discriminación por parte de funcionarios públicos tanto del Estado como municipales, principalmente a los grupos lésbico-gay, con alguna discapacidad, adultos mayores o por condición de género.

Indicó que pese a los esfuerzos que se han hecho en lo que lleva la presente administración, a través de foros, talleres o cursos de capacitación en materia de discriminación y violencia, los ciudadanos, pero también funcionarios continúan incurriendo en este tipo de prácticas que vulneran los derechos humanos.

En su perspectiva, se requiere un trabajo más amplio donde estén involucrados todos los sectores y Poderes del Estado para que ayuden a recobrar la cultura de la igualdad y el respeto a la dignidad humana sin discriminación.

Hernández Ramírez, informó que en lo que va del 2020, han recibido siete quejas por discriminación, principalmente a estudiantes del nivel Básico a quienes se les niega la educación por cuestiones sociales o económicas, al igual que la Secretaría de Salud, la de Seguridad Pública (SSP) y la FGE.

Las situaciones de discriminación mayormente que han señalado los grupos más vulnerados en la entidad, son el rechazo o exclusión de actividades sociales, le hicieron sentir o miraron de manera incómoda, insultos, burlas o le dijeron cosas que le molestaran, también, las amenazas, empujones, jaloneos, así como que fueron obligaron a salir de una comunidad.

Durante el 2019, el Consejo recibió un total de 59 quejas, y del 2017 desde que se constituyó la dependencia estatal a la fecha, han sido 160 denuncias por discriminación y violencia en Michoacán, un número muy menor comparado a la problemática existente en la entidad, sin embargo, la población, dijo, no se atreve a denunciar por temor o desconocimiento.

«El problema es que la gente sigue sin conocer el Consejo, y por eso no acuden aquí a presentar sus quejas. Mejor se van a la CEDH o hacia otras instancias», añadió.

El titular de dicha dependencia estatal, expuso que los principales motivos de discriminación en Michoacán son la apariencia, es decir la forma de vestir o el arreglo personal, el peso, la estatura y la edad.

 

Por: Guadalupe Martínez/CA