Dentro de este plan de construcción de paz, tenemos la colaboración que estamos implementando con el Gobierno Federal, cuando se tuvieron los resultados de las elecciones, el presidente electo, el licenciado López Obrador, nos invitó a las iglesias a colaborar en un proceso de pacificación y de reconciliación.

Un proceso que se ha venido comentando, expresando y manifestado de diferentes maneras y que hoy pareciera que empieza a tener ya una ruta definida, hemos estado en dialogo con diferentes funcionarios de Gobierno y Secretarías, dialogamos primero con la Secretaría de Seguridad Social, de Seguridad Publica, Gobernación y ahora estamos ya en un proceso de dialogo en dónde la iglesia presentará todo lo que está realizado en el tema de la construcción de la paz y podremos hacer acuerdos y colaboraciones conjuntas con el Gobierno Federal ya con una participación y aportación directa del presidente de la Republica con la Secretaría de Educación que será nuestro interlocutor directo.

Para mí, significa mucha esperanza el que logremos establecer una ruta definida de interlocución entre la iglesia católica con el Gobierno Federal, que también podamos establecer una forma específica en dónde, con quienes, qué instancia del Gobierno Federal y con qué personas podremos hacer nuestras aportaciones, hacer nuestras sugerencias y también presentar aquello en lo que no estemos tan de acuerdo con ellos y finalmente, establecer una forma precisa de colaboración.

Yo espero que todo esto en un momento dado pueda ir cristalizado en un beneficio para México, para la iglesia en México y para todos aquellos que formamos nuestro país como ciudadanos, todos los bautizados y todos los que forman parte de otras organizaciones e instituciones y de otras iglesias.

Les pido su oración, les hago llegar mi bendición, el señor este con ustedes, la bendición del Dios omnipotente padre, hijo y espíritu santo descienda sobre ustedes y permanezca para siempre, amén.