La avenida Morelos Norte, desde El Pípila y con dirección a salida a Salamanca, se encuentra con carga vehicular abundante por lo que la circulación es lenta. Los que vienen en sentido contrario se encontraran con una circulación más despejada. 

 

El tráfico en la avenida Guadalupe Victoria, en el tramo Santos Degollado con dirección a las vías del tren, hasta pasando el puente, avanza de manera lenta. Los que vienen en sentido contrario no tienen mayor problema. 

 

La circulación en la avenida Madero ya se encuentra libre en ambos sentidos. 

 

Cerrada la avenida Madero desde Pino Suárez y Abasolo por un evento político 

Comerciantes del Independencia difieren en opiniones respecto a la nueva normalidad

mimorelia_mercado_independencia_comerciantes
Los comerciantes explicaron que pagan 20 pesos diarios para comprar el gel antibacterial que se le otorga a los clientes a la entrada (Foto: Fátima Miranda)
Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Comerciantes del Mercado Independencia de Morelia difieren en sus opiniones respecto al regreso a la nueva normalidad, toda vez que algunos dicen sentirse aliviados por tener la oportunidad de abrir nuevamente, a otros les preocupa que no fluya la cantidad de personas suficientes a causa de que las puertas están cerradas, y a otros aún no se les permite operar bajo el criterio de conservar únicamente el 25 por ciento de aforo.
“Estuvo muy pesado, durante dos meses estuvimos sin trabajar, ya el refrigerador lo teníamos vacío, ya no teníamos para comer, pensamos, si no nos mata la epidemia nos va a matar el hambre, no sé cómo le hacen los que tienen hijos pequeños, mi esposo y yo ya no aguantábamos más”, dijo Esther Guzmán Guzmán, quien desde hace 53 años trabaja en el mercado.
“Somos de los iniciadores”, expuso, mientras informó que tiene otro local pero ese aún no se le permite abrirlo, “se me quedó todo el vestido que había comprado para el Día de la Madre”, refirió. [caption id="attachment_753576" align="aligncenter" width="640"] (Foto: Fátima Miranda)[/caption] Explicó que pagan 20 pesos diarios para comprar el gel antibacterial que se le otorga a los clientes a la entrada, y solicitó que las puertas sean abiertas para que haya más visitantes.
En eso también coincidió Rosa Isela Olmos González, quien vende ropa para dama, “apenas nos dieron permiso, acabamos de ponernos pero no hemos vendido nada porque no han abierto las puertas y la gente no llega hasta aquí porque hay que dar toda la vuelta”.
A su vez, Ricardo García y Gabino Sánchez compartieron que durante mes y medio no abrieron y “sí estuvo difícil”. [caption id="attachment_753575" align="aligncenter" width="640"] (Foto: Fátima Miranda)[/caption] Por: Fátima Miranda/SJS