contralor municipal
Bedolla Rendón dejó en claro que las primeras investigaciones hacen presumir faltas consideradas “graves” (Foto: Marco Santoyo)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- En breve serán requeridos a comparecer ante la Contraloría municipal exservidores públicos, presuntamente vinculados en supuestas irregularidades “graves”, relacionadas con la obra del Parque Lineal del Río Chiquito, en Morelia, informó el titular del órgano de fiscalización a nivel local, Norberto Bedolla Rendón.

Entre las principales presuntas irregularidades señaladas en esta obra, ejecutada por la pasada administración municipal, están la modificación del proyecto sin previa autorización del Cabildo, lo que “disparó el costo”, así como la falta de permisos federales, señaló.

“Fue una obra pagada y ejecutada de manera indebida, toda vez que no contaban con permisos de autoridades federales, (…) el proyecto de la obra fue cambiado constantemente y no fue aprobado por el Cabildo, lo que disparó el costo de la obra”, apuntó, en relación al expedienté que abrió la Contraloría municipal.

En entrevista, el contralor municipal, quien optó por reservarse información para no “entorpecer” el caso, puntualizó que las indagatorias continúan, y entre los sujetos de investigación, están el exalcalde independiente, en la administración municipal 2015 2018; y, al menos dos empresas: una que elaboró el proyecto ejecutivo y la que ejecutó la obra, además de quien pueda resultar responsable de los presuntos señalamientos.

“Las investigaciones van dirigidas a los exservidores públicos, así a las empresas que se prestaron para alterar los proyectos”, subrayó.

Aunado a ello, explicó que la obra no contaba con permisos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), necesarios al tratarse de un proyecto desarrollado al bordo de un cuerpo de agua.

Bedolla Rendón dejó en claro que las primeras investigaciones hacen presumir faltas consideradas “graves”, y será el Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Michoacán (TJAM) la instancia que emitirá una resolución al respecto, o en su caso, la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción.

Con la acotación de que la Contraloría municipal solo califica la falta, Norberto Bedolla descartó que la investigación tenga “tintes políticos”, razón por la cual pidió a los presuntos responsables no “victimizarse”.

Subrayó que, si la Contraloría municipal no interviniera en el caso, como responsable de la misma, podría ser sujeto a un procedimiento de responsabilidad por omisión.

Por: Marco Santoyo/SJS