Liberada la circulación en avenida Madero, frente al Colegio de San Nicolás, tras manifestación del SUEUM

 

Sindicato de profesores de la UMSNH bloquea circulación en avenida J. Múgica, frente a Rectoría, en sentido de Calzada La Huerta a la Juárez

 

La avenida Morelos Norte, desde El Pípila y con dirección a salida a Salamanca, se encuentra con carga vehicular abundante por lo que la circulación es lenta. Los que vienen en sentido contrario se encontraran con una circulación más despejada. 

 

El tráfico en la avenida Guadalupe Victoria, en el tramo Santos Degollado con dirección a las vías del tren, hasta pasando el puente, avanza de manera lenta. Los que vienen en sentido contrario no tienen mayor problema. 

Comunidades de Aguililla, a un paso de convertirse en pueblos fantasma

Habitantes de esa localidad piden la intervención de los gobiernos y las organizaciones internacionales por afectaciones ocasionadas por presencia de grupos delictivos

Aguililla, militares, operativo
De tener una población de entre 15 mil a 18 mil habitantes, actualmente Aguililla cuenta con menos de la mitad (Foto: cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Con un llamado de auxilio a las autoridades de gobierno y organizaciones internacionales, habitantes del municipio de Aguililla aseguraron que varias comunidades de la localidad están por convertirse en pueblos fantasma por la presencia de grupos armados en esa región de la costa michoacana.

Lo anterior al exponer que familias enteras tuvieron que desplazarse a otras demarcaciones como Apatzingán o incluso migrar a los Estados Unidos por las afectaciones a la actividad agrícola y comercial por los enfrentamientos y bloqueos carreteros de integrantes de células delictivas que se disputan el territorio.

En diciembre comenzó el conflicto entre dos grupos delincuenciales, uno de ellos asentado en la comunidad de El Aguaje, aseguraron los pobladores, al señalar que desde entonces se mantienen cerradas (con camiones) las vías carreteras que comunican a Aguililla con Apatzingán y la circulación es por goteo en determinadas horas del día.

Esa situación ocasionó la pérdida de producción de jitomate y chile, cuyos cultivos eran de hasta 400 hectáreas y ahora reducidas a 10, además del cierre a comercios, bancos y encarecimiento de víveres en las pocas tiendas abarroteras que sobreviven a la situación económica.

De tener una población de entre 15 mil a 18 mil habitantes, actualmente Aguililla cuenta con menos de la mitad y aunque “mucha gente se siente lastimada”, no deciden levantar la voz como en su momento se realizó con el movimiento de autodefensas.

“Se tiene temor por el crimen organizado, se dice que un grupo está protegido por el gobierno y aunque se pensara en hacer algo, la gente prefiere no participar por las pérdidas que ya se tuvieron con los autodefensas, muchos fueron encarcelados y otros murieron en enfrentamientos”, comentó uno de los habitantes.

Es por ello que consideró, de no atenderse la situación en el municipio, muchas de sus comunidades se convertirán en pueblos fantasma.  

En ese contexto, el gobernador Silvano Aureoles Conejo afirmó que se trabajará de manera coordinada con las autoridades y se tomarán las acciones necesarias para restablecer el orden y se respete el libre tránsito de las comunidades del municipio.

En mensaje desde la cabecera municipal de Aguililla, el mandatario informó que sostuvo una reunión de trabajo con las instituciones en materia de seguridad de los tres órdenes de gobierno federal, estatal y municipal para generar estrategias que permitan restablecer el libre tránsito en la localidad.

Lo anterior luego de que por semanas, varias comunidades de Aguililla estuvieron incomunicadas por bloqueas sobre la carretera Aguililla-Apatzingán principalmente a la altura de El Aguaje, El Limoncito, entre otras.

“Esto ha agravado la situación social del municipio porque se impide que lleguen alimentos, combustible y medicinas que necesita la población, como gobierno no podemos ser omisos y aunque se tiene claridad de que estas acciones son promovidas por grupos de la delincuencia organizada que se disputan el territorio, es inaceptable que se dañe a la sociedad”.

A lo que hizo un llamado al presidente de la República y a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero para que también atiendan la situación al reconocer que “es nuestra obligación no permitir que delincuentes presionen y amenacen a la población”. 

Durante su visita en la cabecera municipal, un grupo de manifestantes solicitaron la intervención del gobernador ante constantes enfrentamientos de civiles armados que ocasionaron daños al patrimonio de la población e incluso, lesionado a personas ajenas a las células delictivas.

Testigos que estuvieron presentes aseguran que fue un profesor y comerciantes quienes protestaron en la plaza principal de Aguililla, más no así “halconeros” como lo aseguró el gobernador en sus redes sociales luego de justificar el empujón que le dio al profesor que sostenía en sus manos dos pancartas.

“Todo el mundo sabe lo que está pasando en Aguililla: violencia, una situación casi de guerra y bloqueos de carreteras que no permiten el paso de productos de primera necesidad, incluso de enfermos de gravedad que no pueden ser trasladados a un hospital”, señaló el mandatario estatal en sus redes sociales, donde aseguró que durante su gira de trabajo se encontraron "una manifestación de halconeros que insultaban y agredían a la Guardia Nacional, al Ejército, a la Marina y a un servidor y yo decidí encarar a uno de los provocadores".

SJS