En su último reporte, el Instituto Nacional Electoral (INE) dio de baja 45 casillas, principalmente en comunidades indígenas del estado, donde sus pobladores no accedieron a la colocación de las mismas (Foto: ACG)

Por: Sayra Casillas/@SayraCasillas2

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- A fin de evitar confrontaciones, representantes de comunidades indígenas de Michoacán pidieron a los titulares de los ejecutivos estatal y federal que sean respetuosos de la decisión que tomen las asambleas comunales respecto a permitir o no la instalación de casillas en poblaciones originarias este domingo 1 de julio, a propósito de la jornada electoral.

David Daniel Romero Robles, integrante de la comisión de enlace del municipio de Cherán, advirtió que, de haber algún tipo de presiones para forzar la instalación de casillas, se verían en la necesidad de convocar a una gran asamblea general de las comunidades y ejercer acciones en consecuencia.

“El no permitir la instalación de las casillas es un derecho propio de nuestras comunidades, está plasmado en un ejercicio de libre determinación y que, por supuesto, lo contempla nuestra Constitución General de la República y los tratados y convenios internacionales, por lo tanto, el Estado Mexicano no lo puede vulnerar”, expuso.

En conferencia de prensa celebrada esta mañana, pidió que, en el marco del dispositivo de seguridad dispuesto por los tres órdenes de gobierno para el desarrollo del proceso electoral, los elementos policiacos sean cuidadosos en sus actuaciones, sobre todo en las localidades indígenas donde se decidió la no instalación de casillas.

“De lo contrario, si hay intervención, si hay provocación nos veremos en la penosa necesidad de organizarnos con todas las comunidades y en conjunto tomar decisiones para accionar en ese sentido”, reiteró.

Dijo que se trata una medida de repudio contra las políticas de estado, ante la falta de atención a sus necesidades, la distribución inequitativa de los recursos y la falta de estrategias eficientes en materia de seguridad.

Raymundo Ortiz, abogado de comunidades indígenas como Nurío y Ostula, planteó que los pueblos indígenas están en proceso de reinvención de su condición política, en función de que las formas de gobierno por usos y costumbres evidencian más resultados en lo que tiene que ver con la seguridad y la resolución de problemáticas sociales, como lo ejemplifican Cherán y Santa Cruz Tanaco.

En su último reporte, el Instituto Nacional Electoral (INE) dio de baja 45 casillas, principalmente en comunidades indígenas del estado, donde sus pobladores no accedieron a la colocación de las mismas.

Además, otras 13 previstas para la cabecera municipal de Nahuatzen “penden de un hilo”, según informó el vocal ejecutivo del INE en Michoacán, David Alejandro Delgado Arroyo, circunstancia que se podría definir este viernes en asamblea, mientras que en otras localidades originarias, como Nurío, la decisión se valorará mañana.

El representante del órgano electoral pormenorizó que, en recientes sesiones celebradas en los distritos siete y 11, se dieron de baja 23 y 22 casillas, respectivamente, para un total de 45.

Entre las casillas que causaron baja en localidades indígenas, Delgado Arroyo citó las siguientes: cinco de Pichátaro, dos de San Felipe de los Herreros, 18 de Cherán, tres de Cocucho, cuatro de Arantepacua, dos de Aranza, tres de Zopoco, y seis de Santa Fe de la Laguna.

Flv Nz