Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Numerosos contingentes de jóvenes estudiantes de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), de las Normales Oficiales del Estado, organizaciones sociales, así como alumnos independientes, marcharán la tarde de este miércoles desde Ciudad Universitaria hasta el Centro Histórico para recordar que el 2 de octubre de 1968 «no se olvida».

A 51 años de la masacre de Tlatelolco en la Plaza de las Tres Culturas, donde cientos de jóvenes fueron asesinados por el Ejército mexicano, la Dirección Federal de Seguridad y el grupo paramilitar conocido como “Batallón Olimpia” que se infiltró en la multitud identificándose entre sí con un guante blanco en la mano izquierda, los estudiantes de todo el país tanto de Universidades públicas como privadas saldrán a protestar por la represión que sufrieron de manera constante de manos del gobierno priísta que encabezó, Gustavo Díaz Ordaz.

Como cada año, los jóvenes de prácticamente todas las instituciones educativas del nivel Superior, integrantes de organizaciones sociales, comerciantes, colectivos y estudiantes independientes, encabezarán una marcha de protesta que saldrá a las 16:00 horas, desde la puerta de Ciudad Universitaria hacia el Centro Histórico de Morelia para recordar lo sucedido en Tlatelolco, y que dió inicio al llamado «movimiento estudiantil» en México.

Según testigos, minutos antes de las 18:00 horas una luz de bengala surcó el cielo a manera de señal para que militares del «Batallón Olimpiada» comenzarán a disparar de manera indiscriminada hacia la multitud reunida en la Plaza de las Tres Culturas, donde se llevaba a cabo un mitin de manera pacífica.

La movilización será encabezada por los integrantes de la Coordinadora de Universitarios en Lucha (CUL) y por moradores de las Casas del Estudiante independientes de la máxima casa de estudios, quienes además de honrar la memoria de los más de 300 muertos, 700 heridos y 15 mil detenidos -según algunas versiones-, también exigirán a las autoridades nicolaitas una atención más directa a todas sus exigencias como el pago puntual de los apoyos que reciben.

Asimismo, demandarán al gobierno del Estado un mejor trato hacia el sector estudiantil, pues aseguraron que aún hay una «deuda histórica» porque carecen de mejores condiciones laborales, económicas y de acceso a la educación pública.

La ruta que cada año recorren los jóvenes, es la avenida Francisco J. Múgica, después Cuautla para llegar a la Madero hasta la Fuente de las Tarascas y regresar por esa misma vía hasta Palacio de Gobierno, donde realizarán un mitin político.

El pliego petitorio de los jóvenes que se entregó a las autoridades el 4 de agosto de 1968, señaló seis puntos y un transitorio:

-Libertad de los presos políticos.
-Derogación del artículo 145 y 145 bis del Código Penal Federal.
-Desaparición del cuerpo de granaderos.
-Indemnización a las familias de los muertos y de los heridos por los actos represivos.
-Deslinde de responsabilidades de los funcionarios involucrados en actos de violencia contra los estudiantes.
-Exigencia de un diálogo público entre representantes del Movimiento y representantes del Gobierno.

CA