En la calle Gaspar de Villadiego ambos sentidos afectados por la venta de vehículos; no está cerrada la circulación, pero hay tránsito lento

 

En la zona del Obelisco a Lázaro Cárdenas, los problemas son sobre la Calzada La Huerta para quienes van con dirección hacia Madero Poniente, a partir de la calle Justicia hay tránsito lento 

 

Avance lento en la zona de Avenida Pedregal, debido al tianguis que se instala este domingo en uno de los sentidos, mientras que en el otro la circulación es en ambas direcciones

 

Circulación cerrada de la Avenida Madero, desde la calle de Galeana hasta Morelos Norte debido a un evento político

Con sabor a Morelia

Columna_Andrea_Cambron
Después de varias semanas de confinamiento y observando la necesidad de contribuir con la promoción de negocios locales, decidí emprender un blog llamado “Saboramor | Con Sabor a Morelia”. Siendo MiMorelia.com mi primera casa editorial en plataformas digitales, es mi deseo compartir con ustedes esta serie de entrevistas realizadas a cocineros y chefs de nuestra región. Agradezco a todo el equipo de MiMorelia.com por brindarme esta oportunidad de colaboración. Isrrael Fuentes | 42 años Originario de Lagunillas, Michoacán. Es el mayor de siete hermanos. ¿Cómo aprendiste a cocinar? ¿Quién te enseñó a hacer corundas? -Prácticamente desde niño. Estaba en la primaria cuando acompañaba a mi abuela a ayudarle a trabajar en un puesto ambulante donde ella vendía corundas. Fue ella quien nos empezó a dar de comer la torta de gelatina, -pero primero nos ponía a lavar los trastes-. Cuando mi mamá por cuestiones económicas, tuvo que venir a trabajar también a un puesto ambulante a vender corundas, -que es donde actualmente trabajamos todavía-, es en esa etapa de mi niñez que comienzo a aprender a cocinar y a trabajar. Yo la traía al puesto y la dejaba ahí y me regresaba a la casa a preparar el desayuno para mis hermanos. Yo seguía las instrucciones de mi mamá. Fue ella quien me enseñó a hacer corundas. ¿Qué es lo más complicado para ti en el mundo de la cocina tradicional de Michoacán? -Al principio fue difícil remar contra corriente con las compañeras. Me humillaban, me menospreciaban. No creían en mí. Y hasta la fecha, a algunas todavía no las convenzo de mi trabajo. "Pinche corundero ¿tú qué vas a saber de cocina, si yo te conozco desde niño? ¿Tú qué vas a saber de gastronomía si ni siquiera lavarte los calzones has de saber?". Yo tomaba los comentarios de quienes venían, porque también conocía a las personas desde niño, pero sí sentía feo. Recuerdo que era mi primera participación en un evento de cocineras tradicionales en el 2009… Y decía sí es cierto. Yo sólo sé hacer corundas… porque en ese momento yo sólo sabía hacer corundas, tamales y atole. Así que esos comentarios me desafiaban y al mismo tiempo me motivaban a ser mejor cocinero. Yo lo que quería era que cuando la gente probara mis corundas, escucharlas decir “Qué ricas corundas”. ¡Esa era mi motivación! ¿Es difícil convivir en un ambiente dominado por mujeres? Me refiero a tu convivencia con las cocineras tradicionales, todas ellas mujeres. Tú un cocinero y único en su género. -La envidia existe en todos lados y cuando alguna ya ganó un premio o un reconocimiento pues a veces se sienten las mejores porque hacen sus platillos mejor que nadie. Se sienten las maestras de todas y que no hay quien pueda superarlas. Y es difícil, ya con la risa te lo digo todo. Aún no hay una buena convivencia con todas mis compañeras, pero ya ahorita algunas tratan de seguirme y apoyarme; otras no, todavía no se convencen o yo no las convenzo. Necesito hacer más cosas. Después de 10 años de trabajo, algunas me respetan, otras no. Aún con el menosprecio y con lo que he demostrado en base a trabajo, esfuerzo, representaciones y compromisos; sigo sin convencerlas. Sí ha sido difícil entrar al mundo de las cocineras tradicionales. ¿Y para ti qué es la gastronomía? -La gastronomía es muy extensa. No se queda en hacer corundas y tamales. Ahorita hago mucha variedad y me enfoco en mi región, pero no experimento con otros platillos de Tierra Caliente, o de la costa, o de la región Otomí, Mazahua, Zamora… Yo me enfoco en mi región. Hay gente que hace corundas con otros estilos, pero las corundas son de la región de Pátzcuaro y Uruapan. En Uruapan se hacen de ceniza y en Pátzcuaro de manteca. Son las dos regiones donde se hacen las corundas originalmente. ¿Cuál ha sido tu experiencia con los autores de la cocina gourmet en México? ¡Hablemos de los chefs! -Los chefs siempre tratan de copiar para hacer fusiones. Hay algunas asociaciones que tratan de sacar el mejor provecho de las recetas tradicionales para alzarse el cuello. Sí son muy aprovechados porque ya cuando tienen la receta, le ponen una florecita de violeta y ya hicieron la fusión. Y entonces resulta que ya es una fusión del chef fulanito de tal. Cuando se hacen eventos de gastronomía o de cocineras tradicionales, no hay ninguna mención, ni agradecimiento. Sin embargo, son los chefs los que aparecen en las portadas de los libros de cocina. Hay compañeras que aparecen en libros o en algunas publicaciones sin saberlo, pero en la portada aparece el chef. Hablando de publicaciones; te vimos recientemente en una fotografía donde apareces junto a Carlos Slim y un grupo de empresarios en la Ciudad de México. ¿Nos puedes platicar un poquito de ese proyecto, por favor? Pero tampoco nos cuentes tanto porque es un avance y sabemos que la envidia circula en redes. Y como se dice coloquialmente, luego se salan los planes. -Claro que sí, ya te iré contando de qué se trata conforme avance el proyecto. Por ahora lo que te puedo comentar es que se trata de un reto, con un gran compromiso. Llevar la cocina michoacana a nivel mundial. Lo vamos a hacer con mucho gusto y con personas que quieran trabajar y hacer una buena representación de la gastronomía michoacana en el mundo. Se trata de hacer las cosas bien. Hablar bien de lo que estamos haciendo y de lo que estamos comiendo. Ese es el principal compromiso. Representar bien a Michoacán donde quiera que andemos. Mientras tanto, caminar no sólo yo, sino caminar con mis compañeras. Caminar como equipo en los proyectos a futuro. No se trata de comerme yo solo el mundo, sino que ellas también se unan, claro, las que quieran participar. Yo sé que no todas quieren porque piensan que es un beneficio únicamente para mí, pero realmente es beneficio para todos como equipo de trabajo, logrando una sinergia. La idea también es distribuir y comercializar los productos de las cocineras tradicionales y exportarlos a Estados Unidos. Hay más proyectos, pero poco a poco te iré contando. Muchas gracias Isrrael por aceptar esta entrevista. ¡Eres una celebrity! -¿Apoco sí di? (entre risas)